Just another WordPress.com site


Flag-map of Cuba

Flag-map of Cuba (Photo credit: Wikipedia)

 

PorCubaTodo

 

 

http://porcubatodo.blogspot.com

 

 

DE LA REPÚBLICA DE CUBA

 

MINISTERIO DE JUSTICIA

 

EDICIÓN ORDINARIA LA HABANA, MARTES 16 DE OCTUBRE DE 2012 AÑO CX

 

SUSCRIPCIÓN Y DISTRIBUCIÓN: Zanja No. 352 esquina a Escobar, Centro Habana

 

Código Postal 10200 – Teléfonos: 878-3849, 878-4435 y 873-7962

 

Número 44

 

Gaceta Oficial

 

CONSEJO DE ESTADO

 

______

 

RAÚL CASTRO RUZ, Presidente del Consejo de

 

Estado de la República de Cuba.

 

HAGO SABER: Que el Consejo de Estado ha considerado

 

lo siguiente:

 

POR CUANTO: El tiempo transcurrido desde la entrada

 

en vigor de la Ley No. 1312 “Ley de Migración”,

 

de 20 de septiembre de 1976, así como la experiencia

 

adquirida en su aplicación, aconsejan perfeccionar

 

estas regulaciones, con el objetivo de garantizar que

 

los movimientos migratorios continúen realizándose

 

de forma legal, ordenada y segura.

 

POR CUANTO: El Gobierno de los Estados Unidos

 

de América, que mantiene un genocida e ilegal bloqueo

 

económico, comercial y financiero contra nuestro

 

país; ha utilizado históricamente su política migratoria

 

hacia Cuba con fines de hostilidad, subversión y desestabilización,

 

y contra los intereses legítimos de nuestro

 

pueblo y de la propia emigración cubana; y ha alentado,

 

mediante la Ley de Ajuste Cubano y la Política de

 

Pies Secos-Pies Mojados, la emigración ilegal e insegura

 

que ha provocado pérdidas de vidas humanas; la

 

comisión de actos delictivos violentos, la obstaculización

 

de la cooperación médica internacional y el robo

 

de cerebros con objetivos políticos. Ello obliga a establecer,

 

a la par de las medidas de flexibilización, determinadas

 

regulaciones que limiten los efectos del

 

citado accionar, así como disponer las normas dirigidas

 

a preservar la fuerza de trabajo calificada del país.

 

POR CUANTO: Las recientes medidas aprobadas

 

por el Gobierno, relativas a la posibilidad de trasmitir

 

sus bienes, por quienes emigran definitivamente del

 

país, y la necesidad de establecer nuevos conceptos

 

que se atemperen al escenario actual, aconsejan derogar

 

la Ley No. 989 de 5 de diciembre de 1961, que

 

dispone la nacionalización mediante confiscación a

 

favor del Estado cubano de los bienes, derechos y acciones

 

de los que se ausentan definitivamente del territorio

 

nacional, en virtud de que sus regulaciones se

 

encuentran incorporadas a la legislación especial correspondiente.

 

POR TANTO: El Consejo de Estado, en ejercicio

 

de las atribuciones que le están conferidas en el inciso

 

c) del artículo 90 de la Constitución de la República,

 

resuelve dictar el siguiente:

 

DECRETO-LEY No. 302

 

MODIFICATIVO DE LA LEY No. 1312,

 

“LEY DE MIGRACIÓN”

 

DE 20 DE SEPTIEMBRE DE 1976

 

ARTÍCULO 1.- Se modifican los artículos 1, 2, 3,

 

9, 13, 14 y 15 de la Ley No.1312 “Ley de Migración”,

 

de 20 de septiembre de 1976, los que quedan redactados

 

de la manera siguiente:

 

“Artículo 1: Los ciudadanos cubanos, para salir o

 

entrar al territorio nacional, deben poseer expedido a

 

su nombre un pasaporte de la República de Cuba, de

 

alguno de los tipos siguientes:

 

a) Diplomático.

 

b) De Servicio.

 

c) Oficial.

 

d) Corriente.

 

e) De Marino.

 

Artículo 2: Los extranjeros o personas sin ciudadanía,

 

para entrar o salir del territorio nacional, deben

 

poseer un pasaporte vigente o documento equivalente

 

expedido a su nombre y el carné de identidad o tarjeta

 

de menor como residente temporal, permanente o de

 

inmobiliaria, o una visa de entrada, salvo que se trate

 

de ciudadanos de un país que, en virtud de un convenio

 

suscrito por Cuba, estén exentos de cumplir este

 

requisito, ateniéndose a los términos del expresado

 

convenio.

 

Artículo 3: A los efectos de la entrada al territorio

 

nacional, los extranjeros y personas sin ciudadanía se

 

clasifican en:

 

1358 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

a) Visitantes: Turistas, transeúntes, pasajeros en trasbordo

 

o de tránsito y tripulantes.

 

b) Diplomáticos: Agentes diplomáticos o consulares y

 

sus familiares, así como los funcionarios de Naciones

 

Unidas y otros organismos internacionales y sus

 

familiares, acreditados en Cuba y en funciones oficiales

 

o en tránsito, así como los representantes o

 

funcionarios de gobiernos extranjeros en misión

 

oficial en Cuba.

 

c) Invitados: Dirigentes de Estados, gobiernos y partidos

 

que se encuentren de visita en Cuba y los

 

miembros de las delegaciones que los acompañan,

 

parlamentarios y otras personalidades invitadas por

 

el Estado o Gobierno cubanos o el Comité Central

 

del Partido Comunista de Cuba; y extranjeros invitados

 

por los órganos, organismos y entidades estatales

 

y las organizaciones sociales y de masa

 

cubanas.

 

ch)Residentes temporales: Técnicos, científicos y demás

 

personas contratadas para trabajar en Cuba, estudiantes

 

o becarios, clérigos y ministros religiosos,

 

artistas, deportistas, periodistas, refugiados y asilados

 

políticos; representantes y empleados de empresas,

 

firmas o agencias extranjeras acreditadas en

 

Cuba y agentes de negocios extranjeros.

 

d) Residentes permanentes: Los admitidos para establecer

 

su domicilio en Cuba.

 

e) Residentes de inmobiliarias: Personas naturales

 

extranjeras propietarias o arrendatarias de viviendas

 

en complejos inmobiliarios en el territorio nacional,

 

y sus familiares extranjeros residentes en esos inmuebles.

 

El Reglamento de esta Ley define cada uno de los

 

términos de esta clasificación, y los plazos y condiciones

 

bajo los que serán admitidos en el país los extranjeros

 

y personas sin ciudadanía en ellos comprendidos.

 

Artículo 9.1: Se expide Pasaporte Corriente a los

 

ciudadanos cubanos residentes en el territorio nacional

 

que requieren viajar al extranjero por asuntos particulares,

 

a los autorizados a residir en el exterior y a los

 

emigrados.

 

Se expide Pasaporte Corriente, además, a solicitud

 

de los órganos, organismos, entidades nacionales y las

 

organizaciones políticas, sociales y de masa que lo

 

requieren por razones del servicio o para el cumplimiento

 

de los fines de su labor.

 

2. Se considera que un ciudadano cubano ha emigrado,

 

cuando viaja al exterior por asuntos particulares

 

y permanece de forma ininterrumpida por un término

 

superior a los 24 meses sin la autorización correspondiente,

 

así como cuando se domicilia en el exterior sin

 

cumplir las regulaciones migratorias vigentes.

 

El Reglamento de esta Ley define los supuestos para

 

autorizar la permanencia en el exterior por un término

 

superior al establecido en el párrafo anterior.

 

Artículo 13: Los órganos, organismos, entidades

 

nacionales y las organizaciones políticas, sociales y de

 

masa que lo requieren por razones del servicio o para

 

el cumplimiento de los fines de su labor, formulan las

 

solicitudes de visas a favor de ciudadanos extranjeros

 

y las solicitudes de pasaporte Diplomático, de Servicio,

 

Oficial, de Marino y Corriente, para ciudadanos

 

cubanos.

 

Artículo 14: Los propios interesados formulan las

 

solicitudes de visas y de Pasaporte Corriente por asuntos

 

particulares.

 

El Reglamento de esta Ley determina las formas y

 

requisitos de dichas solicitudes.

 

Artículo 15: El Ministerio de Relaciones Exteriores

 

o el Ministerio del Interior, según corresponda, resuelven

 

las solicitudes de visas y pasaportes, de acuerdo

 

con lo que establece el Reglamento de esta Ley”.

 

ARTÍCULO 2.- Se adicionan tres artículos a la Ley

 

No. 1312 “Ley de Migración”, de 20 de septiembre de

 

1976, que serán el 23, 24 y 25, los que quedan redactados

 

de la manera siguiente:

 

“Artículo 23: Los ciudadanos cubanos residentes

 

en el territorio nacional no pueden obtener pasaporte

 

corriente mientras se encuentren comprendidos en

 

alguno de los supuestos siguientes:

 

a) Estar sujeto a proceso penal, siempre que haya sido

 

dispuesto por las autoridades correspondientes.

 

b) Tener pendiente el cumplimiento de una sanción

 

penal o medida de seguridad, excepto en los casos

 

que se autorice de forma expresa por el tribunal.

 

c) Encontrarse sujeto al cumplimiento de las disposiciones

 

sobre la prestación del Servicio Militar.

 

d) Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional

 

así lo aconsejen.

 

e) Tener obligaciones con el Estado cubano o responsabilidad

 

civil, siempre que hayan sido dispuestas

 

expresamente por las autoridades correspondientes.

 

f) Carecer de la autorización establecida, en virtud de

 

las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo

 

calificada para el desarrollo económico, social y

 

científico-técnico del país, así como para la seguridad

 

y protección de la información oficial.

 

g) Los menores de edad o incapaces que no cuenten

 

con la autorización de los padres o representantes

 

legales, formalizada ante Notario Público.

 

h) Cuando por otras razones de interés público, lo

 

determinen las autoridades facultadas.

 

i) Incumpla los requisitos exigidos en la Ley de Migración,

 

su Reglamento y en las disposiciones complementarias

 

relacionadas con la solicitud, emisión

 

y otorgamiento de pasaportes.

 

Artículo 24.1: A los efectos de la entrada al territorio

 

nacional, resulta inadmisible toda persona que se

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1359

 

encuentre comprendida en alguno de los supuestos

 

siguientes:

 

a) Tener antecedentes de actividades terroristas, tráfico

 

de personas, narcotráfico, lavado de dinero, tráfico

 

de armas u otras perseguibles internacionalmente.

 

b) Estar vinculado con hechos contra la humanidad, la

 

dignidad humana, la salud colectiva o perseguibles

 

en virtud de tratados internacionales de los que Cuba

 

es parte.

 

c) Organizar, estimular, realizar o participar en acciones

 

hostiles contra los fundamentos políticos, económicos

 

y sociales del Estado cubano.

 

d) Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional

 

así lo aconsejen.

 

e) Tener prohibida su entrada al país, por estar declarado

 

indeseable o expulsado.

 

f) Incumplir las regulaciones de la Ley de Migración,

 

su Reglamento y las disposiciones complementarias

 

para la entrada al país.

 

2. La autoridad migratoria puede poner a disposición

 

de las autoridades competentes a las personas

 

comprendidas en el Apartado 1 de este artículo, cuando

 

el hecho es perseguible en el territorio nacional

 

conforme a la Ley y los tratados internacionales de los

 

que Cuba es parte.

 

3. La autoridad migratoria puede autorizar la entrada

 

al país de las personas comprendidas en los incisos

 

e) y f) del Apartado 1 de este artículo, cuando razones

 

humanitarias o de interés estatal así lo aconsejen.

 

Artículo 25: Toda persona que se encuentre en el

 

territorio nacional, no puede salir del país mientras se

 

encuentre comprendida en alguno de los supuestos

 

siguientes:

 

a) Estar sujeto a proceso penal, siempre que haya sido

 

dispuesto por las autoridades correspondientes.

 

b) Tener pendiente el cumplimiento de una sanción

 

penal o medida de seguridad, excepto en los casos

 

que se autorice de forma expresa por el tribunal.

 

c) Encontrarse sujeto al cumplimiento de las disposiciones

 

sobre la prestación del Servicio Militar.

 

d) Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional

 

así lo aconsejen.

 

e) Tengan obligaciones con el Estado cubano o responsabilidad

 

civil, siempre que hayan sido dispuestas

 

expresamente por las autoridades correspondientes.

 

f) Carecer de la autorización establecida, en virtud de

 

las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo

 

calificada para el desarrollo económico, social y

 

científico técnico del país, así como para la seguridad

 

y protección de la información oficial.

 

g) Los menores de edad o incapaces, a quienes les sea

 

revocada la autorización de los padres o representantes

 

legales, formalizada ante Notario Público.

 

h) Cuando por otras razones de interés público, lo

 

determinen las autoridades facultadas.

 

i) Incumpla los requisitos exigidos en la Ley de Migración,

 

su Reglamento y en las disposiciones complementarias

 

para salir del país”.

 

DISPOSICIÓN ESPECIAL

 

ÚNICA: Los ciudadanos cubanos que a la entrada

 

en vigor del presente Decreto-Ley residen en el exterior

 

en calidad de emigrados o con permiso de residencia

 

en el exterior, mantienen su condición migratoria.

 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

PRIMERA: Las solicitudes de visas y pasaportes

 

presentadas con anterioridad a la entrada en vigor del

 

presente Decreto-Ley, que no hayan sido resueltas, se

 

tramitan de acuerdo con los términos y disposiciones

 

establecidas en este.

 

SEGUNDA: Los ciudadanos cubanos residentes en

 

el territorio nacional titulares de Pasaporte Corriente,

 

expedidos con anterioridad a la entrada en vigor del

 

presente Decreto-Ley, que conserven su vigencia, solicitan

 

su actualización, sin gravamen alguno, conforme

 

a las disposiciones que al respecto se establezcan.

 

TERCERA: Los titulares de Pasaporte Corriente

 

con permiso de salida vigente, pueden salir del país sin

 

necesidad de otro trámite, siempre que no estén comprendidos

 

en algunos de los supuestos del artículo 25

 

de la Ley de Migración, modificada por el presente

 

Decreto-Ley.

 

DISPOSICIONES FINALES

 

PRIMERA: El Consejo de Ministros dispone las

 

modificaciones que a partir de lo establecido en el

 

presente Decreto-Ley, corresponde realizar al Decreto

 

No. 26 “Reglamento de la Ley de Migración” de 19 de

 

julio de 1978, y las normas dirigidas a preservar la

 

fuerza de trabajo calificada para el desarrollo económico,

 

social y científico técnico del país.

 

SEGUNDA: Se faculta a los ministros del Interior y

 

de Relaciones Exteriores para dictar, en el marco de su

 

competencia, las regulaciones necesarias para la aplicación

 

de lo que por este Decreto-Ley se dispone.

 

TERCERA: Se dispone la reproducción de la Ley

 

No. 1312 “Ley de Migración”, de 20 de septiembre de

 

1976, en la Gaceta Oficial de la República, ajustándola

 

a las modificaciones y adiciones que por el presente se

 

establecen.

 

CUARTA: Se deroga la Ley No. 989 de fecha 5 de

 

diciembre de 1961, que dispone la nacionalización

 

mediante confiscación a favor del Estado cubano, de

 

los bienes, derechos y acciones de los que se ausenten

 

con carácter definitivo del país, y cuantas otras disposiciones

 

legales se oponen a lo dispuesto en el presente

 

Decreto-Ley.

 

QUINTA: El presente Decreto-Ley entrará en vigor

 

a partir del 14 de enero de 2013.

 

1360 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

 

DADO en el Palacio de la Revolución, en La Habana

 

a los 11 días del mes de octubre de 2012.

 

Raúl Castro Ruz

 

Presidente del Consejo

 

de Estado

 

CONSEJO DE MINISTROS

 

______

 

DECRETO No. 305

 

POR CUANTO: El Decreto-Ley número 302, de 11 de

 

octubre de 2012, modificativo de la Ley No. 1312 “Ley

 

de Migración”, de 20 de septiembre de 1976”, en su

 

Disposición Final Primera, define que el Consejo de

 

Ministros dispone las modificaciones que a partir de lo

 

establecido en esa norma, corresponde realizar al Decreto

 

número 26 “Reglamento de la Ley de Migración”,

 

de 19 de julio de 1978.

 

POR TANTO: El Consejo de Ministros en el ejercicio

 

de las atribuciones que le están conferidas en el

 

Artículo 98, inciso k) de la Constitución de la República

 

de Cuba, decreta lo siguiente:

 

MODIFICATIVO DEL DECRETO NÚMERO 26

 

“REGLAMENTO DE LA LEY DE MIGRACIÓN”

 

DE 19 DE JULIO DE 1978

 

ARTÍCULO 1.- Se modifican los artículos 4 y 8 de

 

la Sección I “Generalidades”; los artículos 21, 23, 24 y

 

26 de la Sección IV “De los Pasaportes Corrientes”; el

 

artículo 37 de la Sección VI “De los Certificados de

 

Identidad y Viaje”; los artículos 40 y 42 de la Sección

 

VII “Disposiciones Comunes”, del Capítulo I “De los

 

Pasaportes”; los artículos 44 y 45 de la Sección I “Generalidades”;

 

los artículos 47, 48, 49 y 50 de la Sección

 

II “De los permisos de entrada de los ciudadanos

 

cubanos”; el artículo 81 de la Sección VI “De los Residentes

 

Temporales”; los artículos 92, 93, 94 y 119 de

 

la Sección VIII “Del visado de Pasaportes Extranjeros

 

y Documentos de Viaje”, del Capítulo II “De las Entradas

 

al Territorio Nacional”; todos del Decreto número

 

26 de 19 de julio de 1978, “Reglamento de la

 

Ley de Migración”, que en lo adelante quedan redactados

 

de la manera siguiente:

 

“Artículo 4: Corresponde al Ministerio del Interior

 

el otorgamiento, la expedición y el control de los pasaportes

 

Oficial, Corriente y de Marino, y de los certificados

 

de Identidad y Viaje.

 

El Ministro del Interior designa a los funcionarios

 

que autorizan, mediante su firma, la expedición de los

 

pasaportes oficiales, corrientes y de marinos, así como

 

la prórroga o renovación de los mismos, y la expedición

 

de los certificados de Identidad y Viaje.

 

Artículo 8.1: Se expide Pasaporte Corriente a los

 

ciudadanos cubanos residentes en el territorio nacional

 

que requieren viajar al extranjero por asuntos particulares,

 

a los autorizados a residir en el exterior y a los

 

emigrados.

 

Se expide Pasaporte Corriente además, a solicitud

 

de los órganos, organismos, entidades nacionales y las

 

organizaciones políticas, sociales y de masa que lo

 

requieren por razones del servicio o para el cumplimiento

 

de los fines de su labor.

 

2. Las solicitudes de Pasaporte Corriente que se realizan

 

por ciudadanos cubanos residentes en el territorio

 

nacional se presentan ante las oficinas de trámite del

 

Ministerio del Interior.

 

3. Las solicitudes de Pasaporte Corriente de los ciudadanos

 

cubanos residentes en el exterior se formalizan

 

ante las representaciones diplomáticas o consulares

 

cubanas u otras oficinas cubanas expresamente

 

autorizadas al efecto.

 

4. Las solicitudes de Pasaporte Corriente que requieran

 

por razones del servicio o para el cumplimiento

 

de los fines de su labor los órganos, organismos,

 

entidades nacionales y las organizaciones políticas,

 

sociales y de masa, se presentan ante la Dirección de

 

Inmigración y Extranjería, a través de sus órganos de

 

relaciones internacionales o de aquellos que en cada

 

caso se designan.

 

Artículo 21: Los ciudadanos cubanos residentes en

 

el territorio nacional, al realizar una solicitud de Pasaporte

 

Corriente, deben cumplir los requisitos siguientes:

 

a) Presentar el Carné de Identidad o Tarjeta de Menor.

 

b) Entregar la autorización formalizada ante Notario

 

Público de los padres o los representantes legales

 

que correspondan, de los menores de 18 años de

 

edad o incapaces.

 

La autoridad actuante capta los datos que se requieren

 

para la plena identificación del solicitante y verifica

 

que no esté comprendido en alguno de los supuestos

 

previstos en el artículo 23 de la Ley de Migración, en

 

cuyo caso iniciará el trámite de expedición.

 

Artículo 23: Los ciudadanos cubanos que residen

 

en el exterior, al realizar una solicitud de Pasaporte

 

Corriente, deben cumplir los requisitos siguientes:

 

a) Formular la solicitud en el modelo oficial.

 

b) Presentar el pasaporte anterior, Certificación de

 

Nacimiento, Carta de Ciudadanía o una certificación

 

de este último documento expedida por la autoridad

 

competente, según corresponda.

 

c) Aportar la autorización formalizada ante Notario

 

Público de los padres o los representantes legales

 

que correspondan, de los menores de 18 años de

 

edad o incapaces.

 

d) Entregar dos (2) fotos 4 x 4 cm.

 

e) Entregar la constancia de pago del arancel consular.

 

La autoridad actuante capta los datos que se requie16

 

de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1361

 

ren para la plena identificación del solicitante e inicia

 

el trámite de expedición.

 

Artículo 24: El Pasaporte Corriente es válido por

 

dos años, prorrogables por igual término hasta un total

 

de seis años. Las prórrogas se solicitan ante las oficinas

 

de trámite del Ministerio del Interior o ante las

 

representaciones diplomáticas, consulares u otras oficinas

 

cubanas expresamente autorizadas.

 

Artículo 26: Las oficinas de trámite del Ministerio

 

del Interior otorgan el Pasaporte Corriente al solicitante,

 

representante legal o funcionario debidamente acreditado,

 

según corresponda, previa entrega de la constancia

 

de pago del impuesto correspondiente.

 

Cuando el interesado reside en el exterior la entrega

 

del pasaporte se realiza a través de la representación

 

diplomática o consular u otra oficina cubana autorizada.

 

Artículo 37: La Dirección de Inmigración y Extranjería

 

entrega el Certificado de Identidad y Viaje personalmente

 

a los interesados o sus representantes legales,

 

según corresponda.

 

Artículo 40: Los titulares de Pasaporte Corriente

 

pueden solicitar a la Dirección de Inmigración y Extranjería,

 

a las oficinas de trámite del Ministerio del Interior

 

o a la representación diplomática o consular u otra

 

oficina cubana autorizada, según corresponda, lo siguiente:

 

a) Extender la permanencia en el exterior por un tiempo

 

superior a 24 meses, cuando por causas justificadas

 

se ven imposibilitados de regresar al país en ese

 

término.

 

b) Residencia en el Exterior, cuando requieren residir

 

fuera del país de forma indefinida por mantener una

 

unión matrimonial, formalizada o no, con ciudadanos

 

extranjeros o por otras situaciones familiares y

 

humanitarias excepcionales.

 

La residencia en el exterior también se puede otorgar

 

a los padres y a los hijos menores de edad de quienes

 

poseen esta categoría de viaje.

 

Artículo 42: Los titulares de Pasaporte Diplomático

 

que lo reciben conforme al inciso q) del artículo 5 de

 

este Reglamento, así como los titulares de Pasaporte

 

de Servicio, Oficial, de Marino y Corriente recibido

 

por razones del servicio, entregan estos documentos a

 

la oficina correspondiente del organismo responsabilizado

 

con su salida del país, dentro del término de 72

 

horas, a partir de la fecha de regreso al territorio nacional.

 

Artículo 44: Para entrar al territorio nacional los

 

ciudadanos cubanos deben poseer pasaporte cubano

 

vigente, expedido a su nombre o documento equivalente.

 

En el caso de los emigrados deben presentar su

 

pasaporte debidamente habilitado.

 

Artículo 45: Para entrar al territorio nacional los

 

extranjeros o personas sin ciudadanía deben portar un

 

pasaporte vigente expedido a su nombre o documento

 

equivalente y la visa de entrada, salvo que se trate de

 

ciudadanos de un país que en virtud de un convenio

 

suscrito por Cuba, están exentos de cumplir este requisito,

 

atendiendo a los términos del expresado

 

convenio.

 

En el caso de los residentes permanente, temporal, o

 

de inmobiliaria, deben portar un pasaporte vigente

 

expedido a su nombre o documento equivalente y el

 

Carné de Identidad o la Tarjeta de Menor del extranjero.

 

Artículo 47.1: Los ciudadanos cubanos emigrados

 

pueden permanecer hasta 90 días en sus visitas a Cuba.

 

2. Los ciudadanos cubanos con residencia en el

 

exterior pueden permanecer hasta 180 días en sus visitas

 

a Cuba.

 

3. En ambos casos, la autoridad migratoria puede

 

prorrogar el término cuando corresponda.

 

Artículo 48.1: Los ciudadanos cubanos emigrados

 

que pretenden establecer su residencia en el territorio

 

nacional lo solicitan ante las representaciones diplomáticas

 

o consulares, o ante la oficina de trámite del

 

Ministerio del Interior que corresponda, cuando se

 

encuentran en Cuba.

 

2. El Ministerio del Interior establece los procedimientos

 

para la tramitación de las solicitudes a que se

 

refiere el apartado anterior.

 

Artículo 49: Las representaciones y oficinas cubanas

 

en el exterior remiten las solicitudes recibidas a la

 

Dirección de Inmigración y Extranjería del Ministerio

 

del Interior, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

Artículo 50: La Dirección de Inmigración y Extranjería

 

dispone de un término que no exceda de 90 días

 

para dar respuesta a las solicitudes a que se refiere el

 

artículo 48 del presente Reglamento y notificar al interesado.

 

Artículo 81: El Ministerio de Relaciones Exteriores

 

informa a la Dirección de Inmigración y Extranjería

 

cuando el Consejo de Ministros, en el ejercicio de sus

 

facultades constitucionales, otorga asilo político a un

 

extranjero o persona sin ciudadanía o cuando estos

 

deben admitirse en el territorio nacional como refugiados,

 

a los efectos de que se extienda el correspondiente

 

visado o se apruebe la Residencia Temporal.

 

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores

 

comunica a la Dirección de Inmigración y Extranjería,

 

a los efectos procedentes, el cese de las causas que

 

motivaron la concesión de asilo político o la admisión

 

como refugiados de extranjeros o personas sin ciudadanía.

 

1362 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

Artículo 92: Se clasifican como residentes de inmobiliarias

 

las personas naturales extranjeras propietarias

 

o arrendatarias de viviendas en complejos inmobiliarios

 

en el territorio nacional y sus familiares extranjeros

 

residentes en esos inmuebles.

 

Artículo 93: Los extranjeros clasificados como residentes

 

de inmobiliarias, podrán ser admitidos en

 

Cuba por un año, prorrogable sucesivamente por igual

 

término.

 

Artículo 94.1: El visado de pasaporte o documento

 

equivalente es válido para un solo viaje y durante el

 

tiempo de vigencia autorizado, siempre que se utilice

 

para entrar al país dentro de un período de tres meses a

 

partir de la fecha de expedición, prorrogable por igual

 

período.

 

El tiempo que se autorice en el visado para permanecer

 

en el territorio nacional, no podrá exceder el

 

término previsto para cada visa, ni el de validez del

 

pasaporte o documento de viaje equivalente.

 

2. Las visas, según las categorías de los extranjeros

 

que las solicitan, se clasifican en:

 

a) Visitante.

 

b) Diplomático.

 

c) Oficial.

 

d) Residente Temporal.

 

e) Residente Permanente.

 

f) Residente de Inmobiliaria.

 

Los ministros del Interior y de Relaciones Exteriores

 

quedan facultados para establecer las subclasificaciones

 

de las visas cuyo otorgamiento se les encomienda

 

por el presente Reglamento.

 

Artículo 119: Los funcionarios designados por el

 

Ministro de Turismo formularán la solicitud de admisión

 

de extranjeros o personas sin ciudadanía que sean

 

propietarios o arrendatarios de vivienda en complejos

 

inmobiliarios, así como a sus familiares extranjeros

 

que lo requieran para su estancia en Cuba.

 

El Ministerio de Turismo comunicará a la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería, a los efectos procedentes,

 

el cese de las causas que motivaron el otorgamiento

 

a un extranjero o persona sin ciudadanía, de la visa

 

de Residente de Inmobiliaria y que determinó su admisión

 

en Cuba bajo esa clasificación”.

 

ARTÍCULO 2.- Se modifica la denominación de la

 

Sección II “De los permisos de entrada de los ciudadanos

 

cubanos” y de la Sección VIII “Del visado de pasaportes

 

extranjeros y documentos de viaje”, ambas

 

del Capítulo II “De las entradas al territorio nacional”,

 

por Sección II “De la entrada de ciudadanos cubanos”

 

y Sección VIII “De los residentes de inmobiliarias”.

 

ARTÍCULO 3.- Se incorpora la Sección IX “Del visado”,

 

al Capítulo II “De las entradas al territorio nacional”,

 

integrada por los artículos del 94 al 122.

 

DISPOSICIONES FINALES

 

PRIMERA : Se derogan los artículos 22 y 25 de la

 

Sección IV “De los Pasaportes Corrientes”, del Capítulo

 

I “De los Pasaportes”; los artículos 51, 52, 53, 54,

 

55, 56, 57 y 58 de la Sección II “De los Permisos de

 

Entrada de los Ciudadanos Cubanos”, del Capítulo II

 

“De las Entradas al Territorio Nacional”; los artículos

 

123, 124 y 125 de la Sección I “Generalidades”; los

 

artículos 126, 127, 128, 129 y 130 de la Sección II “De

 

la salida del país por asuntos oficiales”; los artículos

 

131, 132, 133, 134, 135, 136 y 137 de la Sección III

 

“De la salida del país por asuntos particulares”; los

 

artículos 138, 139, 140 y 141 de la Sección IV “Disposiciones

 

Comunes”; los artículos 150 y 151 del Capítulo

 

V “Disposiciones Comunes”; así como las Disposiciones

 

Transitorias Primera y Segunda y la Disposición

 

Final Primera, todos del Reglamento de la Ley de Migración.

 

SEGUNDA: Los ministros del Interior y de Relaciones

 

Exteriores quedan facultados para adoptar, en el

 

marco de su competencia, las disposiciones legales

 

requeridas a los efectos de la implementación de lo

 

que por este Decreto se establece.

 

TERCERA: Se dispone la reproducción del Decreto

 

número 26 “Reglamento de la Ley de Migración”, de

 

19 de julio de 1978, en la Gaceta Oficial de la República,

 

ajustándolo a las modificaciones y adiciones que

 

por el presente se establecen.

 

CUARTA: El presente Decreto entrará en vigor a

 

partir del 14 de enero de 2013.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

 

DADO en el Palacio de la Revolución, en la ciudad

 

de La Habana, a los 11 días del mes de octubre de

 

2012.

 

Raúl Castro Ruz

 

Presidente del Consejo

 

de Ministros

 

________________

 

DECRETO No. 306

 

POR CUANTO: El Decreto-Ley número 302 de

 

11 de octubre de 2012, modificativo de la Ley número

 

1312 de 20 de septiembre de 1976, “Ley de Migración”,

 

establece que el Consejo de Ministros dispone

 

las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo

 

calificada para el desarrollo económico, social y científico-

 

técnico del país.

 

POR TANTO: El Consejo de Ministros en el ejercicio

 

de las atribuciones que le están conferidas en el

 

artículo 98, inciso k) de la Constitución de la República

 

de Cuba, decreta lo siguiente:

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1363

 

SOBRE EL TRATAMIENTO HACIA

 

LOS CUADROS, PROFESIONALES Y ATLETAS

 

QUE REQUIEREN AUTORIZACIÓN

 

PARA VIAJAR AL EXTERIOR

 

ARTÍCULO 1.- Son sujetos del tratamiento regulado

 

en este Decreto los comprendidos en las categorías

 

siguientes:

 

a) Cuadros categorizados como directivos superiores y

 

directivos en los aparatos centrales de los órganos,

 

organismos, entidades nacionales, consejos de la

 

Administración y organizaciones superiores de dirección

 

empresarial, así como los directivos y ejecutivos

 

que se desempeñan en actividades vitales para

 

el desarrollo económico, social y científico-técnico

 

del país y en cargos con facultades decisorias sobre

 

los recursos financieros y materiales;

 

b) graduados de la educación superior que realizan

 

actividades vitales para el desarrollo económico,

 

social y científico-técnico del país en los programas

 

estratégicos, proyectos de investigación y servicios

 

de salud;

 

c) técnicos de nivel medio especializados que realizan

 

actividades vitales para mantener los servicios de

 

salud y la actividad científico-técnica;

 

d) atletas de alto rendimiento, técnicos y entrenadores

 

vitales para el movimiento deportivo cubano.

 

ARTÍCULO 2.- El tratamiento a los sujetos que se

 

refieren en el artículo anterior es el siguiente:

 

a) Los comprendidos en los incisos a), b) y d) pueden

 

ser autorizados, previo análisis de cada caso, a viajar

 

al exterior por asuntos particulares. Cuando la

 

solicitud es para residir en el exterior, son autorizados

 

en un plazo que no exceda de cinco años naturales,

 

desde la fecha en que se solicita. Durante este

 

plazo se realiza el entrenamiento del relevo en la actividad

 

vital de que se trate, en los casos que corresponda.

 

b) Los comprendidos en el inciso c) reciben similar

 

tratamiento a lo establecido en el numeral anterior.

 

Cuando la solicitud es para residir en el exterior, se

 

autorizan en un plazo que no exceda de los tres años

 

naturales, desde la fecha en que se solicita.

 

Para los sujetos comprendidos en el Artículo 1, la

 

desvinculación del trabajo no exonera del cumplimiento

 

de los plazos establecidos para que se autorice la

 

solicitud de residir en el exterior.

 

Cuando el jefe facultado considere que existen razones

 

humanitarias, autoriza la salida al exterior de los

 

sujetos de este Decreto, incluidos en las regulaciones

 

anteriores, sin atenerse a los términos establecidos. En

 

el caso de los cuadros se cumple el procedimiento

 

específico dictado a esos efectos, de forma expedita.

 

ARTÍCULO 3.- La autorización para viajar al exterior

 

por asuntos particulares de los sujetos comprendidos

 

en las categorías establecidas en el Artículo 1, es

 

facultad de los jefes de los órganos, organismos, entidades

 

nacionales, consejos de la Administración y

 

organizaciones superiores de dirección empresarial

 

autorizadas, en lo adelante jefes facultados.

 

Los cuadros pueden ser autorizados previo análisis en

 

la Comisión de Cuadros y para las otras categorías el

 

jefe facultado podrá oír el parecer de los órganos consultivos

 

de la entidad que corresponda.

 

ARTÍCULO 4.- Los jefes facultados fundamentan y

 

proponen al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social,

 

los cargos y funciones de los sujetos comprendidos en

 

el Artículo 1, que están sujetos a las regulaciones del

 

presente Decreto. En el caso de los cuadros, los jefes

 

facultados realizan este proceso de conjunto con la

 

Dirección de Cuadros del Estado y del Gobierno.

 

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social realiza

 

el proceso de análisis y consultas que se requieran y

 

presenta la propuesta a la aprobación del Consejo de

 

Ministros.

 

Cuando sea necesario adicionar o eliminar un cargo,

 

los jefes facultados fundamentan y proponen al Ministerio

 

de Trabajo y Seguridad Social las modificaciones

 

necesarias, en el mes de noviembre de cada año.

 

ARTÍCULO 5.- El Ministerio de Trabajo y Seguridad

 

Social organiza y controla el sistema automatizado

 

que incluye a los cuadros y profesionales que, conforme

 

a lo aprobado por el Consejo de Ministros, requieren

 

de autorización para viajar al exterior por asuntos

 

particulares. En el caso de los cuadros tiene acceso a

 

dicho sistema, la Dirección de Cuadros del Estado y

 

del Gobierno.

 

A tales fines, los jefes facultados son los responsables

 

de tributar y actualizar la información contenida

 

en dicho sistema.

 

ARTÍCULO 6.- La estructura del sistema al que se

 

hace referencia en el Artículo 5 se define por el Ministerio

 

de Trabajo y Seguridad Social, a partir de los

 

datos de identidad permanente de las personas.

 

ARTÍCULO 7.- Los graduados de los cursos diurnos

 

sujetos al cumplimiento del servicio social, pueden

 

ser autorizados a viajar por asuntos particulares. El

 

tiempo que permanezcan en el exterior no se considera

 

a los efectos del cumplimiento del servicio social.

 

Cuando la solicitud es para residir en el exterior, se

 

aplican las medidas establecidas en la legislación para

 

los que incumplen el servicio social.

 

Los graduados comprendidos en las categorías establecidas

 

en el Artículo 1, se rigen por lo dispuesto en

 

este Decreto.

 

ARTÍCULO 8.- Los jefes facultados informan a los

 

trabajadores que son sujetos de las regulaciones de

 

este Decreto, su contenido y las disposiciones complementarias.

 

1364 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

DISPOSICIONES FINALES

 

PRIMERA: Dentro de los 40 días naturales posteriores

 

a la fecha de la publicación del presente Decreto,

 

el jefe facultado, con respecto a las entidades

 

subordinadas, presenta al Ministerio de Trabajo y Seguridad

 

Social la fundamentación de los cargos y funciones

 

que proponen integren el sistema automatizado

 

de los cuadros y profesionales que requieren autorización

 

para viajar al exterior por asuntos particulares,

 

conforme a los procedimientos administrativos establecidos.

 

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en el

 

término de 60 días naturales posteriores a la fecha de

 

la publicación del presente Decreto, presenta la propuesta

 

al Consejo de Ministros.

 

SEGUNDA: Se faculta al Ministro de Trabajo y Seguridad

 

Social para emitir las regulaciones necesarias

 

para el mejor cumplimiento de lo que con respecto a

 

los profesionales este Decreto establece.

 

Los jefes facultados regulan los procedimientos internos

 

en sus respectivos sistemas, de acuerdo con lo

 

regulado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad

 

Social y a las normas específicas dictadas para los

 

cuadros.

 

TERCERA: Los órganos, organismos, entidades

 

nacionales, organizaciones superiores de dirección

 

empresarial autorizadas y consejos de la Administración,

 

controlan y evalúan anualmente el comportamiento

 

del flujo migratorio y la fluctuación de los

 

cuadros y trabajadores que requieren autorización para

 

viajar al exterior por asuntos particulares, así como su

 

impacto en el desarrollo del sector, rama o actividad y

 

en la estabilidad de los recursos humanos, cuyos resultados

 

se entregan al Ministerio de Trabajo y Seguridad

 

Social, que es el encargado de informar al Gobierno

 

sobre las tendencias que se manifiesten.

 

CUARTA: En los ministerios de las Fuerzas Armadas

 

Revolucionarias y del Interior, así como en las

 

organizaciones políticas, sociales y de masa, se aplica

 

lo que esas instituciones dispongan.

 

QUINTA: Las disposiciones contenidas en el presente

 

Decreto y su legislación complementaria son de

 

aplicación a los funcionarios, en lo que no se opongan

 

a las regulaciones específicas establecidas para ellos.

 

SEXTA: Se derogan las disposiciones legales de

 

igual o inferior rango que se opongan a lo dispuesto en

 

el presente Decreto, que comenzará a regir a partir de

 

la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la

 

República.

 

DADO en el Palacio de la Revolución, en la ciudad

 

de La Habana, a los 11 días del mes de octubre de

 

2012.

 

Raúl Castro Ruz

 

Presidente del Consejo

 

de Ministros

 

MINISTERIOS

 

______

 

FINANZAS Y PRECIOS

 

RESOLUCIÓN No. 343

 

POR CUANTO: La Ley No. 73, del Sistema Tributario,

 

de fecha 4 de agosto de 1994, en su Título II,

 

Capítulo IX, artículos del 41 al 44, establece el Impuesto

 

Sobre Documentos que pagarán las personas

 

naturales y jurídicas que soliciten u obtengan documentos

 

gravados con este Impuesto, cuyas bases imponibles

 

y tipos impositivos son los que se relacionan

 

en su Anexo No. 3, los que podrán ser modificados o

 

incluidos nuevos documentos por el Ministro de Finanzas

 

y Precios.

 

POR CUANTO: Con la entrada en vigor del Decreto-

 

Ley No. 302 y del Decreto No. 305, ambos de 11 de

 

octubre de 2012, modificativos de la Ley de Migración

 

y su Reglamento, respectivamente, resulta necesario

 

adecuar las cuantías a aplicar a los trámites migratorios

 

gravados con el Impuesto Sobre Documentos.

 

POR CUANTO: Las resoluciones No. 302 y 396,

 

de fechas 8 de noviembre de 2000 y 10 de diciembre

 

de 2001, respectivamente, emitidas por el Ministro de

 

Finanzas y Precios, modificaron el numeral 22, del

 

Anexo No. 3, de la Ley No. 73, estableciendo las

 

cuantías a aplicar a los trámites migratorios gravados

 

con el Impuesto Sobre Documentos, las que teniendo

 

en cuenta lo expresado en los por cuantos anteriores

 

resulta necesario modificar y derogar, en consecuencia

 

con la legislación vigente.

 

POR TANTO: En el ejercicio de las facultades que

 

me están conferidas en el Apartado Tercero, numeral

 

Cuarto del Acuerdo No. 2817, de fecha 25 de noviembre

 

de 1994, del Comité Ejecutivo del Consejo de

 

Ministros,

 

R e s u e l v o :

 

PRIMERO: Eliminar el Impuesto Sobre Documentos

 

para los trámites migratorios relacionados con las

 

solicitudes de permisos de entrada y salida al territorio

 

nacional por asuntos particulares, de acuerdo con lo

 

establecido en la legislación vigente, en materia migratoria.

 

SEGUNDO: El Impuesto sobre Documentos del

 

trámite de Solicitud de Pasaporte Corriente será de

 

$100.00, pagadero en pesos cubanos o en pesos convertibles,

 

según proceda y, en consecuencia, se deroga

 

la Resolución No. 396, de fecha 10 de diciembre de

 

2001, emitida por el Ministro de Finanzas y Precios.

 

TERCERO: Incluir dentro del inciso c) del numeral

 

22, del Anexo No. 3 de la Ley No. 73, tal como quedó

 

modificado por la Resolución No. 302 de 2000, como

 

documentos relacionados con trámites migratorios,

 

pagaderos en pesos convertibles las solicitudes de:

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1365

 

– Residencia en el Exterior, 150.00.

 

– Residencia en el Territorio Nacional de Emigrados,

 

100.00.

 

CUARTO: Modificar la Resolución No. 302, de fecha

 

8 de noviembre de 2000, emitida por la Ministra

 

de Finanzas y Precios, en relación con lo establecido

 

en los apartados Primero y Tercero de la presente Resolución.

 

QUINTO: La presente Resolución entra en vigor a

 

partir del 14 de enero de 2013.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República

 

de Cuba.

 

ARCHÍVESE el original en la Dirección Jurídica de

 

este Ministerio.

 

Dada en La Habana, a los 13 días del mes de octubre

 

de 2012.

 

Lina Olinda Pedraza Rodríguez

 

Ministra de Finanzas y Precios

 

________________

 

INTERIOR

 

RESOLUCIÓN No. 43

 

POR CUANTO: El Decreto-Ley No. 302 de 11 de

 

octubre de 2012, Modificativo de la Ley No. 1312,

 

“Ley de Migración”, de 20 de septiembre de 1976,

 

dispone que los titulares de pasaportes corrientes vigentes

 

expedidos con anterioridad a su promulgación,

 

deben ser actualizados de acuerdo con las nuevas regulaciones

 

que se establecen.

 

POR TANTO: En el ejercicio de la atribución que

 

me está conferida en el numeral 4, Apartado Tercero,

 

del Acuerdo No. 2817, del Comité Ejecutivo del Consejo

 

de Ministros, de 25 de noviembre de 1994,

 

R e s u e l v o :

 

SOBRE LA ACTUALIZACIÓN

 

DE LOS PASAPORTES CORRIENTES

 

PRIMERO: La presente Resolución tiene como objetivo,

 

establecer el procedimiento para la actualización

 

de los pasaportes corrientes, de acuerdo con lo

 

dispuesto en el Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre

 

de 2012, Modificativo de la Ley No. 1312, “Ley de

 

Migración”, de 20 de septiembre de 1976.

 

SEGUNDO: Los titulares de Pasaporte Corriente

 

vigente deben presentar la solicitud de actualización en

 

la Oficina de Trámites del Ministerio del Interior, correspondiente

 

al territorio donde radique su domicilio.

 

TERCERO: Los titulares de Pasaporte Corriente,

 

cuando soliciten su actualización, deben cumplir los

 

requisitos siguientes:

 

a) Presentar el documento de Identidad.

 

b) Presentar el Pasaporte Corriente vigente.

 

CUARTO: Los padres o representantes legales de

 

los menores de edad o incapaces, cuando soliciten la

 

actualización del Pasaporte Corriente de sus hijos o

 

representados, deben cumplir, según proceda, además

 

de los requisitos establecidos en el apartado anterior,

 

los siguientes:

 

a) Presentar la autorización para este acto, formalizada

 

ante Notario Público, según corresponda.

 

En los casos donde uno o ambos padres o representantes

 

legales se encuentren en el exterior, se presenta

 

la autorización formalizada ante el funcionario

 

consular correspondiente.

 

b) Aportar Certificación de Defunción, cuando uno de

 

los padres haya fallecido.

 

c) Aportar resolución judicial, cuando uno de los padres

 

haya sido privado de la patria potestad o se le

 

haya suspendido.

 

QUINTO: Para la actualización del Pasaporte

 

Corriente de los ciudadanos cubanos residentes en

 

el territorio nacional, se tendrá en cuenta por la autoridad

 

correspondiente, que el solicitante cumple

 

con los requisitos y formalidades establecidos en la

 

presente Resolución y no se encuentra comprendido

 

en los supuestos previstos en el artículo 23 de la Ley

 

de Migración.

 

SEXTO: La actualización del pasaporte corriente

 

concluirá con la fijación de un sello de seguridad en el

 

documento, que certifica el cumplimiento de los requisitos

 

establecidos para su expedición.

 

En los casos de solicitudes que sean denegadas, la

 

autoridad actuante no estampará en el pasaporte el

 

sello de seguridad a que se refiere el presente artículo,

 

hasta tanto el titular cumpla con los requisitos establecidos

 

para su expedición.

 

SÉPTIMO: Se establece un término de siete días

 

hábiles, para resolver las solicitudes de actualización

 

de pasaportes corrientes que sean presentadas, de

 

acuerdo con lo establecido en la presente Resolución.

 

DISPOSICIÓN FINAL

 

ÚNICA: La presente Resolución surtirá efecto a

 

partir del 14 de enero de 2013.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

 

Archívese el original de esta Resolución en el Departamento

 

Jurídico del Ministerio del Interior.

 

Dada en La Habana, a los 13 días del mes de octubre

 

de 2012.

 

Ministro del Interior

 

General de Cuerpo de Ejército

 

Abelardo Colomé Ibarra

 

________________

 

RESOLUCIÓN No. 44

 

POR CUANTO: El Decreto No. 26, “Reglamento de

 

la Ley de Migración”, de fecha 19 de julio de 1978, tal

 

como fue modificado por el Decreto No. 305 de 11 de

 

octubre de 2012, en su artículo 48, Apartado 2, res1366

 

GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

ponsabiliza al Ministerio del Interior con establecer los

 

procedimientos para la tramitación de las solicitudes

 

que presentan los ciudadanos cubanos emigrados, con

 

el objetivo de establecer su residencia en el territorio

 

nacional.

 

POR TANTO: En el ejercicio de la atribución que

 

me está conferida, en el numeral 4, Apartado Tercero,

 

del Acuerdo No. 2817, del Comité Ejecutivo del Consejo

 

de Ministros, de 25 de noviembre de 1994,

 

R e s u e l v o :

 

SOBRE EL PROCEDIMIENTO

 

PARA RESOLVER LAS SOLICITUDES

 

DE RESIDENCIA EN EL TERRITORIO

 

NACIONAL QUE PRESENTAN

 

LOS CIUDADANOS CUBANOS EMIGRADOS

 

PRIMERO: La presente Resolución tiene como objetivo

 

establecer el procedimiento mediante el cual los

 

ciudadanos cubanos emigrados presentan las solicitudes

 

de residencia en el territorio nacional.

 

SEGUNDO: Los ciudadanos cubanos emigrados

 

que soliciten establecer su residencia en el territorio

 

nacional, ante los Consulados Cubanos en el exterior o

 

la Oficina de Trámites del Ministerio del Interior que

 

corresponda, deben cumplir los requisitos siguientes:

 

a) Presentar la solicitud.

 

b) Presentar el Pasaporte Corriente vigente.

 

c) Informar la persona de referencia que en Cuba se

 

compromete a garantizar su alojamiento y manutención

 

cuando corresponda, hasta tanto el interesado

 

pueda disponer de vivienda e ingresos propios.

 

d) Pagar el impuesto o arancel consular, según corresponda,

 

de acuerdo con la legislación vigente.

 

TERCERO: Las solicitudes de las personas a que

 

se refiere el apartado anterior deben informar sobre la

 

vía utilizada para emigrar y las causas por las que solicita

 

su residencia nuevamente en Cuba, así como los

 

datos de identidad y el pasaporte vigente de los menores

 

de edad o incapaces que lo acompañen.

 

CUARTO: Las respuestas a las solicitudes de residencia

 

en Cuba, que presentan los ciudadanos cubanos

 

emigrados, se resuelven por la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería en el término de 90 días, y se notifican

 

a través de los Consulados Cubanos o las Oficinas

 

de Trámites del Ministerio del Interior donde fueron

 

presentadas.

 

QUINTO: En el acto de notificación de la respuesta

 

a los ciudadanos cubanos emigrados, donde se aprueba

 

la residencia del interesado en el territorio nacional, se

 

les entregará además un documento para que se presente

 

en la Oficina de trámites correspondiente del

 

Ministerio del Interior, a fin de registrar o actualizar su

 

identificación en el país.

 

SEXTO: Cuando se trate de personas que se encuentren

 

cumpliendo sanción de privación de libertad,

 

bajo la clasificación migratoria de emigrados, podrán

 

designar a un familiar para que los represente en el

 

trámite a que se refiere la presente Resolución.

 

DISPOSICIÓN FINAL

 

ÚNICA: La presente Resolución entra en vigor a

 

partir del 14 de enero de 2013.

 

Archívese el original de esta Resolución en el Departamento

 

Jurídico del Ministerio del Interior.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

 

Dada en La Habana, a los 13 días del mes de octubre

 

de 2012.

 

Ministro del Interior

 

General de Cuerpo de Ejército

 

Abelardo Colomé Ibarra

 

________________

 

RELACIONES EXTERIORES

 

RESOLUCIÓN No. 318

 

POR CUANTO: El Decreto-Ley No. 302 de 11 de

 

octubre de 2011, Modificativo de la Ley No. 1312,

 

“Ley de Migración”, de 20 de septiembre de 1976,

 

dejó sin efecto lo relativo al permiso de salida de los

 

ciudadanos cubanos, extranjeros y las personas sin

 

ciudadanía que residen permanente en el país.

 

POR CUANTO: En virtud de lo anterior, es necesario

 

dejar sin efecto la Resolución No. 87, de fecha 23

 

de abril de 2007, dictada por el Ministro de Relaciones

 

Exteriores, así como el arancel consular y las Normas

 

Generales para la Aplicación del Arancel Consular,

 

relativas a la carta de invitación, previstos en la Resolución

 

No. 5, de fecha 25 de enero de 2011, dictada

 

por el Ministro de Relaciones Exteriores en el Anexo I,

 

acápites 16 y 26-b), y el Anexo II, artículo 15.

 

POR CUANTO: Mediante Acuerdo del Consejo de

 

Estado, de fecha 2 de marzo de 2009, el que suscribe

 

fue designado Ministro de Relaciones Exteriores de la

 

República de Cuba.

 

POR TANTO: En el ejercicio de las facultades que

 

me están conferidas en el Apartado Tercero, ordinal

 

cuarto, del Acuerdo 2817, de 25 de noviembre de

 

1994, adoptado por el Comité Ejecutivo del Consejo

 

de Ministros,

 

R e s u e l v o :

 

PRIMERO: Dejar sin efecto la Resolución No. 87,

 

de fecha 23 de abril de 2007 y, por consiguiente, se

 

suprime el requisito de formalizar mediante documento

 

notarial la invitación extendida a favor de ciudadanos

 

cubanos residentes en el territorio nacional, por

 

familiares o amigos residentes en el extranjero, para

 

viajar al exterior por asuntos personales.

 

SEGUNDO: Modificar los Anexos I y II de la Resolución

 

No. 5, de fecha 25 de enero de 2011, en el

 

sentido de dejar sin efecto los acápites 16 y 26-b) del

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1367

 

Anexo I y el artículo 15 del Anexo II, relativo a la

 

carta de invitación.

 

Esta Resolución surtirá efecto a partir del 14 de

 

enero de 2013.

 

COMUNÍQUESE la presente Resolución a los viceministros,

 

directores y jefes de las unidades organizativas

 

de este Ministerio y de las misiones cubanas en

 

el exterior.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

 

Archívese el original en la Dirección Jurídica de este

 

Ministerio.

 

Dada en La Habana, a los 13 días del mes de octubre

 

de 2012.

 

Bruno Eduardo Rodríguez Parrilla

 

Ministro de Relaciones Exteriores

 

________________

 

RESOLUCIÓN No. 319

 

POR CUANTO: El Decreto No. 305 de 11 de octubre

 

de 2012, Modificativo del Decreto No. 26, “Reglamento

 

de la Ley de Migración”, de 19 de julio de

 

1978, establece en el inciso a) del artículo 40, que los

 

titulares de Pasaporte Corriente pueden solicitar extender

 

la permanencia en el exterior por un tiempo superior a

 

24 meses, cuando por causa justificada, se vean imposibilitados

 

de regresar al país en ese término, y en su

 

Disposición Final Primera, derogó el artículo 137,

 

relativo a la prórroga de estancia de las personas que

 

se hallaren en el exterior por motivo de un permiso de

 

salida con carácter temporal.

 

POR CUANTO: En virtud de lo anterior, y a los

 

efectos de mantener la coherencia legal, es imperativo

 

modificar la Resolución No. 5, de fecha 25 de enero de

 

2011, dictada por el Ministro de Relaciones Exteriores,

 

en el Anexo I, acápite 5, y el Anexo II, artículo 8.

 

POR CUANTO: Mediante Acuerdo del Consejo de

 

Estado, de fecha 2 de marzo de 2009, el que suscribe

 

fue designado Ministro de Relaciones Exteriores de la

 

República de Cuba.

 

POR TANTO: En el ejercicio de las facultades que

 

me están conferidas en el Apartado Tercero, ordinal

 

cuarto, del Acuerdo 2817, de 25 de noviembre de

 

1994, adoptado por el Comité Ejecutivo del Consejo

 

de Ministros,

 

R e s u e l v o :

 

ÚNICO: Modificar los Anexos I y II de la Resolución

 

No. 5, de fecha 25 de enero de 2011, en el sentido

 

siguiente:

 

a) el arancel consular previsto en el acápite 5, del

 

Anexo I, se titula: “Extensión de la permanencia en

 

el exterior” y se cobra por cada mes después de

 

transcurrir el término de 24 meses de encontrarse el

 

titular del Pasaporte Corriente fuera del territorio

 

nacional, manteniendo los valores establecidos al

 

efecto.

 

b) el artículo 8 del Anexo II queda redactado de la

 

manera siguiente:

 

Extensión de la permanencia en el exterior: Se

 

pueden consignar varias extensiones en una misma

 

pegatina, debiendo consignarse sobre esta la cantidad

 

de meses autorizados.

 

La presente Resolución entrará en vigor a partir del

 

14 de enero de 2013.

 

COMUNÍQUESE la presente Resolución a los viceministros,

 

directores y jefes de las unidades organizativas

 

de este Ministerio y de las misiones cubanas en

 

el exterior.

 

Archívese el original de esta Resolución en la Dirección

 

Jurídica de este Ministerio.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República

 

de Cuba.

 

Dada en La Habana, a los 13 días del mes de octubre

 

de 2012.

 

Bruno Eduardo Rodríguez Parrilla

 

Ministro de Relaciones Exteriores

 

________________

 

TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

 

RESOLUCIÓN No. 43

 

POR CUANTO: El Decreto-Ley No. 302 de 11 de

 

octubre de 2012, Modificativo de la Ley No. 1312,

 

“Ley de Migración”, de 20 de septiembre de 1976, y el

 

Decreto No. 306 de esa propia fecha, sobre el tratamiento

 

hacia los cuadros, profesionales y atletas que

 

requieren autorización para viajar al exterior, determinan

 

la necesidad de regular el tratamiento laboral aplicable

 

a los trabajadores.

 

POR TANTO: En ejercicio de las atribuciones que

 

me están conferidas en el numeral 4, Apartado Segundo

 

del Acuerdo No. 2817 del Comité Ejecutivo del

 

Consejo de Ministros,

 

R e s u e l v o :

 

REGULACIONES LABORALES APLICABLES

 

A LOS TRABAJADORES QUE SOLICITAN

 

VIAJAR AL EXTERIOR POR ASUNTOS

 

PARTICULARES

 

PRIMERO: La presente Resolución tiene como objetivo

 

establecer el tratamiento laboral aplicable por la

 

administración de la entidad a los trabajadores que

 

solicitan viajar al exterior por asuntos particulares.

 

SEGUNDO: La solicitud se presenta por el trabajador

 

mediante escrito ante el jefe de la entidad, fundamentando

 

los motivos del viaje y las fechas de salida y

 

regreso.

 

TERCERO: Cuando el trabajador está comprendido

 

en alguna de las categorías que regula el Decreto

 

No. 306 de 11 de octubre de 2012 “Sobre el tratamien1368

 

GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

to hacia los cuadros, profesionales y atletas que requieren

 

autorización para viajar al exterior”, el jefe de la

 

entidad tramita la solicitud, según los procedimientos

 

internos establecidos por su organismo, ante el jefe del

 

órgano, organismo, entidad nacional, organización superior

 

de dirección empresarial autorizada o consejo

 

de la Administración, en lo adelante el jefe facultado,

 

según corresponda.

 

CUARTO: Una vez recibida la autorización del jefe

 

facultado, en el caso de los trabajadores comprendidos

 

en el apartado precedente, o aprobarse por el jefe

 

de la entidad para los cuadros y trabajadores no comprendidos

 

en las regulaciones del Decreto No. 306 de

 

11 de octubre de 2012, se conceden las vacaciones

 

anuales pagadas acumuladas a que tenga derecho el

 

trabajador y excepcionalmente se pueden aprobar días

 

de licencia no retribuida.

 

QUINTO: La duración de la licencia no retribuida,

 

es determinada por el jefe de la entidad y comunicada

 

por escrito al solicitante. Dicha licencia no debe exceder

 

el plazo de dos meses consecutivos, en el período

 

de un año natural.

 

SEXTO: En el período de la licencia no retribuida

 

se suspende la relación laboral con la entidad, el pago

 

de salarios, subsidios, prestaciones a corto plazo de la

 

seguridad social y cualquier otro ingreso que perciba

 

el trabajador. Dicho período no se considera laborado

 

a los fines de la acumulación de las vacaciones anuales

 

pagadas, la antigüedad, determinación de la cuantía de

 

las prestaciones de la seguridad social y otros derechos

 

laborales.

 

SÉPTIMO: Durante esta suspensión se interrumpen

 

los efectos del nombramiento o contrato de trabajo,

 

según corresponda. La relación laboral se reanuda por

 

cesar la causa que dió origen a la suspensión y el trabajador

 

tiene derecho a reincorporarse al cargo que

 

ocupa a su regreso.

 

OCTAVO: Una vez agotado el término de las vacaciones

 

anuales pagadas y de la licencia no retribuida,

 

sin que el trabajador se haya reincorporado a su labor,

 

la administración de la entidad da por terminada la

 

relación laboral.

 

NOVENO: El jefe de la entidad, ante la solicitud

 

escrita del trabajador, profesional o atleta, que haya

 

sido autorizado por el jefe facultado a residir en el

 

exterior, da por terminada la relación laboral en un

 

término que no exceda del establecido, en el Código

 

de Trabajo o, en su caso, en la legislación específica

 

para ello en el sector, rama o actividad que corresponda.

 

DISPOSICIONES FINALES

 

PRIMERA: Se derogan las disposiciones de igual o

 

inferior rango que se opongan a lo establecido en la

 

presente Resolución.

 

SEGUNDA: La presente Resolución surtirá efecto a

 

partir del 14 de enero de 2013.

 

Archívese el original de esta Resolución en la Dirección

 

Jurídica de este Ministerio.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

 

Dada en La Habana, a los 13 días del mes de octubre

 

de 2012.

 

Margarita M. González Fernández

 

Ministra de Trabajo y Seguridad Social

 

________________

 

RESOLUCIÓN No. 44

 

POR CUANTO: La Resolución No. 27, de diciembre

 

de 2003, del Ministro de Trabajo y Seguridad Social,

 

puso en vigor el procedimiento para el cobro de

 

las pensiones de los beneficiarios del régimen de seguridad

 

social que se ausentan temporalmente del país, el

 

que requiere ser adecuado en correspondencia con los

 

cambios introducidos por el Decreto-Ley No. 302 de 11

 

de octubre de 2012, Modificativo de la Ley No. 1312,

 

“Ley de Migración”, y el Decreto No. 305, de esa propia

 

fecha, Modificativo del Reglamento de la citada

 

Ley.

 

POR CUANTO: Los beneficiarios de la seguridad

 

social que cumpliendo las regulaciones dispuestas en

 

la legislación migratoria, se encuentren temporalmente

 

en el exterior del país, conservan el derecho al cobro

 

de su pensión.

 

POR TANTO: En ejercicio de las facultades que me

 

están conferidas en el Apartado Tercero, numeral 4, del

 

Acuerdo No. 2817, de 25 de noviembre de 1994, del

 

Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros,

 

R e s u e l v o :

 

PRIMERO: Establecer el procedimiento para el

 

cobro de las pensiones del régimen de seguridad social

 

de los beneficiarios que salgan del territorio nacional,

 

incluidos los autorizados a residir en el exterior.

 

SEGUNDO: Los sujetos de la presente Resolución

 

mantienen el derecho al cobro de la pensión y, durante

 

su estancia en el extranjero, pueden optar por autorizar

 

a otra persona para que efectúe el cobro de su pensión

 

o por recibir a su regreso las mensualidades dejadas de

 

percibir que correspondan.

 

TERCERO: El pensionado que opta por autorizar a

 

otra persona para efectuar el cobro de su pensión y

 

para renovar el medio de pago durante su estancia en

 

el extranjero, debe personarse en la Filial del Instituto

 

Nacional de Seguridad Social de su municipio de residencia,

 

antes de su salida del país, con la persona que

 

va a autorizar y los documentos que a continuación se

 

relacionan:

 

a) carné de identidad del beneficiario y de la persona

 

que se autoriza;

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1369

 

b) medio de pago de la pensión.

 

El especialista de la filial municipal del Instituto

 

Nacional de Seguridad Social emite el documento de

 

autorización, para actuar por cuenta ajena en la gestión

 

de la seguridad social.

 

CUARTO: Cuando la estancia del pensionado que

 

se encuentra fuera del territorio nacional se prolongue

 

por un período mayor a veinticuatro meses, la persona

 

autorizada a cobrar la pensión debe solicitar la prórroga

 

correspondiente en la filial del Instituto Nacional de

 

Seguridad Social donde fue autorizada inicialmente,

 

presentando la documentación de la autoridad facultada

 

que acredite que el beneficiario se encuentra

 

debidamente autorizado a prorrogar su estancia en el

 

extranjero.

 

De no acreditarse lo anterior, se suspende de oficio

 

el pago de la pensión. A su regreso al país, el pensionado

 

tiene derecho a recibir las mensualidades dejadas

 

de cobrar, previa la presentación de la documentación

 

referida en el párrafo anterior.

 

QUINTO: El pensionado a que se refiere el apartado

 

precedente, puede prorrogar la autorización para el

 

cobro de su pensión y para renovar el medio de pago

 

durante su estancia en el extranjero, para ello, remite

 

un documento a la filial municipal del Instituto Nacional

 

de Seguridad Social, avalado ante la representación

 

diplomática o consular cubana u otra oficina cubana

 

expresamente autorizada en el país de residencia, mediante

 

el que autoriza a la misma persona, u otra designada

 

por él, para cobrar su pensión.

 

SEXTO: En el caso del pensionado que no autorice

 

a otra persona para el cobro de su prestación y viaje al

 

exterior por un período de hasta veinticuatro meses, se

 

procede a dar baja temporal a su medio de pago, el que

 

es reexpedido a su regreso al país, conjuntamente con

 

las mensualidades dejadas de percibir correspondientes

 

a dicho período.

 

SÉPTIMO: El pensionado autorizado a residir en el

 

exterior, cuando se encuentre en Cuba, puede hacer

 

efectivo el cobro de su pensión y cualquier otro trámite

 

relacionado con la seguridad social, mediante la presentación

 

de su pasaporte.

 

OCTAVO: Cuando se reciba la información de la

 

Dirección de Inmigración y Extranjería o por cualquier

 

otra vía oficial, de que el pensionado ha emigrado, el

 

Director de la filial provincial del Instituto Nacional de

 

Seguridad Social correspondiente procede a dictar

 

resolución declarando extinguido el derecho a la pensión,

 

de acuerdo con lo establecido al respecto en la

 

legislación de seguridad social vigente.

 

NOVENO: Los beneficiarios de la seguridad social

 

que, al momento de entrar en vigor esta Resolución

 

están sujetos al procedimiento dispuesto en la Resolución

 

No. 27, de 1ro. de diciembre de 2003, pueden

 

acogerse a lo que por la presente se establece, de resultarle

 

más beneficiosa.

 

DÉCIMO: Se deroga la Resolución No. 27, de 1ro.

 

de diciembre de 2003 del Ministro de Trabajo y Seguridad

 

Social.

 

UNDÉCIMO: La presente Resolución surtirá efecto

 

a partir del 14 de enero de 2013.

 

Archívese el original de esta Resolución en la Dirección

 

Jurídica de este Ministerio.

 

PUBLÍQUESE en la Gaceta Oficial de la República.

 

Dada en La Habana, a los 13 días del mes de octubre

 

de 2012.

 

Margarita M. González Fernández

 

Ministra de Trabajo y Seguridad Social

 

________________

 

EDICIÓN ACTUALIZADA DE LA LEY No. 1312

 

“LEY DE MIGRACIÓN”, DE 20 DE SEPTIEMBRE

 

DE 1976.

 

PODER EJECUTIVO

 

CONSEJO DE MINISTROS

 

OSVALDO DORTICÓS TORRADO, Presidente

 

de la República de Cuba.

 

HAGO SABER: Que el Consejo de Ministros ha

 

acordado y yo he sancionado lo siguiente:

 

POR CUANTO: La legislación vigente en materia

 

migratoria resulta inadecuada para garantizar esta actividad

 

acorde con las transformaciones económicas de

 

nuestro país y el desarrollo de sus relaciones internacionales.

 

POR CUANTO: Resulta procedente regular, en un

 

sólo cuerpo legal las disposiciones sobre migración a

 

los efectos de facilitar su aplicación e interpretación.

 

POR TANTO: En uso de las facultades que le están

 

conferidas y de acuerdo con la Disposición Cuarta de

 

la Ley de Tránsito Constitucional, el Consejo de Ministros

 

resuelve dictar la siguiente:

 

LEY No. 1312

 

LEY DE MIGRACIÓN

 

ARTÍCULO 1.- (Modificado) Los ciudadanos cubanos,

 

para salir o entrar al territorio nacional, deben

 

poseer expedido a su nombre un pasaporte de la República

 

de Cuba, de alguno de los tipos siguientes:

 

a) Diplomático

 

b) De Servicio

 

c) Oficial

 

d) Corriente

 

e) De Marino.

 

1370 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

modificó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 2.- (Modificado) Los extranjeros o

 

personas sin ciudadanía para entrar o salir del territorio

 

nacional, deben poseer un pasaporte vigente o documento

 

equivalente expedido a su nombre y el carné

 

de identidad o tarjeta de menor como residente temporal,

 

permanente o de inmobiliaria, o una visa de entrada,

 

salvo que se trate de ciudadanos de un país que en

 

virtud de un convenio suscrito por Cuba, estén exentos

 

de cumplir este requisito, ateniéndose a los términos

 

del expresado convenio.

 

(El Decreto-Ley No 302 de 11 de octubre de 2012,

 

modificó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 3.- (Modificado) A los efectos de la

 

entrada al territorio nacional los extranjeros y personas

 

sin ciudadanía se clasifican en:

 

a) Visitantes: Turistas, transeúntes, pasajeros en trasbordo

 

o de tránsito y tripulantes.

 

b) Diplomáticos: Agentes diplomáticos o consulares y

 

sus familiares, así como los funcionarios de Naciones

 

Unidas y otros organismos internacionales y sus

 

familiares, acreditados en Cuba y en funciones oficiales

 

o en tránsito, así como los representantes o

 

funcionarios de gobiernos extranjeros en misión

 

oficial en Cuba.

 

c) Invitados: Dirigentes de estados, gobiernos y partidos

 

que se encuentren de visita en Cuba y los

 

miembros de las delegaciones que los acompañan,

 

parlamentarios y otras personalidades invitadas por

 

el Estado o Gobierno cubanos o el Comité Central

 

del Partido Comunista de Cuba; y extranjeros invitados

 

por los órganos, organismos y entidades

 

estatales y las organizaciones sociales y de masa

 

cubanas.

 

ch)Residentes temporales: Técnicos, científicos y demás

 

personas contratadas para trabajar en Cuba, estudiantes

 

o becarios, clérigos y ministros religiosos,

 

artistas, deportistas, periodistas, refugiados y asilados

 

políticos, representantes y empleados de empresas,

 

firmas o agencias extranjeras acreditadas

 

en Cuba y agentes de negocios extranjeros.

 

d) Residentes permanentes: Los admitidos para establecer

 

su domicilio en Cuba.

 

e) Residentes de inmobiliarias: Personas naturales

 

extranjeras propietarias o arrendatarias de viviendas

 

en complejos inmobiliarios en el territorio nacional

 

y sus familiares extranjeros residentes en esos inmuebles.

 

El Reglamento de esta Ley define cada uno de los

 

términos de esta clasificación y los plazos y condiciones

 

bajo los que serán admitidos en el país los extranjeros

 

y personas sin ciudadanía en ellos comprendidos.

 

(El Decreto-Ley No 302 de 11 de octubre de 2012,

 

modificó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 4.- El Ministerio de Relaciones Exteriores

 

expedirá los pasaportes Diplomáticos y los de

 

Servicio; y el Ministerio del Interior expedirá los pasaportes

 

Oficiales, los Corrientes y los de Marino.

 

ARTÍCULO 5.- Se expedirá pasaporte Diplomático

 

a favor de los dirigentes, autoridades y funcionarios

 

del Partido Comunista de Cuba, del Estado y del Gobierno

 

que expresamente se determinen en el Reglamento

 

de la presente Ley; asimismo se le expedirá a

 

los funcionarios diplomáticos y consulares de la República,

 

los consejeros y agregados comerciales,

 

culturales, de prensa, militares, aéreos y navales, los

 

funcionarios y correos del Ministerio de Relaciones

 

Exteriores, los delegados a Congresos o Conferencias

 

Internacionales o de carácter diplomático. El Ministerio

 

de Relaciones Exteriores podrá también expedir

 

pasaporte Diplomático a favor de los miembros de la

 

familia de las personas relacionadas en el párrafo anterior,

 

previsto en el artículo 37 de la Convención de

 

Viena.

 

ARTÍCULO 6.- Se expedirá pasaporte de Servicio a

 

favor del personal permanente administrativo, técnico

 

o auxiliar de las Embajadas, Misiones o Consulados

 

cubanos y el de cualquier agencia u oficina en el exterior,

 

así como a sus respectivos familiares que lo

 

acompañan.

 

ARTÍCULO 7.- El Ministro de Relaciones Exteriores

 

regulará la forma, confección, tramitación y vigencia

 

del pasaporte Diplomático y del pasaporte de Servicio.

 

ARTÍCULO 8.- Se expedirá pasaporte Oficial a favor

 

de las personas que, sin estar comprendidas en los

 

casos previstos en los Artículos 5 y 6 de la presente,

 

así lo requieran por la índole oficial de su viaje al

 

extranjero.

 

ARTÍCULO 9.1.- (Modificado) Se expide pasaporte

 

Corriente a los ciudadanos cubanos residentes en el

 

territorio nacional que requieren viajar al extranjero

 

por asuntos particulares, a los autorizados a residir en

 

el exterior y a los emigrados.

 

Se expide pasaporte Corriente además, a solicitud

 

de los órganos, organismos, entidades nacionales y las

 

organizaciones políticas, sociales y de masa que lo

 

requieren por razones del servicio o para el cumplimiento

 

de los fines de su labor.

 

2. Se considera que un ciudadano cubano ha emigrado,

 

cuando viaja al exterior por asuntos particulares

 

y permanece de forma ininterrumpida por un término

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1371

 

superior a los 24 meses, sin la autorización correspondiente;

 

así como cuando se domicilia en el exterior sin

 

cumplir las regulaciones migratorias vigentes.

 

El Reglamento de esta Ley define los supuestos para

 

autorizar la permanencia en el exterior por un término

 

superior al establecido en el párrafo anterior.

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

modificó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 10.- Se expedirá pasaporte de Marino a

 

los cubanos que integran la tripulación de naves marítimas

 

que realicen viajes internacionales.

 

ARTÍCULO 11.- El Ministro del Interior podrá expedir

 

certificado de Identidad y Viaje a las personas que sin

 

ser ciudadanos cubanos se encuentren en el territorio

 

nacional y deseen salir del mismo, cuando por circunstancias

 

especiales no puedan obtener de sus cónsules o

 

diplomáticos nacionales la expedición o el visado de

 

pasaportes.

 

ARTÍCULO 12.- El Ministerio del Interior regulará

 

la forma, confección, tramitación y vigencia del pasaporte

 

Oficial, el pasaporte Corriente, el pasaporte de

 

Marino y el Certificado de Identidad y Viaje.

 

ARTÍCULO 13.- (Modificado) Los órganos, organismos,

 

entidades nacionales y las organizaciones

 

políticas, sociales y de masa que lo requieren por razones

 

del servicio o para el cumplimiento de los fines

 

de su labor, formulan las solicitudes de visas a favor

 

de ciudadanos extranjeros y las solicitudes de pasaporte

 

Diplomático, de Servicio, Oficial, de Marino y

 

Corriente, para ciudadanos cubanos.

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

modificó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 14.- (Modificado) Los propios interesados

 

formulan las solicitudes de visas y de pasaporte

 

Corriente por asuntos particulares.

 

El Reglamento de esta Ley determina las formas y

 

requisitos de dichas solicitudes.

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

modificó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 15.- (Modificado) El Ministerio de

 

Relaciones Exteriores o el Ministerio del Interior, según

 

corresponda, resuelven las solicitudes de visas y

 

pasaportes, de acuerdo con lo que establece el Reglamento

 

de esta Ley.

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

modificó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 16.- Las personas que entren al territorio

 

nacional sin la autorización para establecer su residencia

 

permanente en Cuba, además de cumplir los

 

requisitos establecidos en los artículos precedentes,

 

deberán hallarse en posesión de las visas necesarias

 

para regresar al país de procedencia o continuar viaje a

 

un tercer país; así como de los pasajes correspondientes,

 

o depositar en el Banco Nacional de Cuba una

 

fianza, de su propio peculio, suficiente para cubrir su

 

importe. No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior,

 

el Ministerio del Interior podrá determinar los

 

casos que se exceptuarán de este último requisito.

 

El Banco Nacional de Cuba reintegrará la fianza

 

cuando dicha persona obtenga autorización para residir

 

permanentemente en Cuba o en su caso, para adquirir

 

los pasajes en el caso de ser autorizada su salida del

 

territorio nacional.

 

ARTÍCULO 17.- La empresa transportadora de nave

 

marítima o aérea que arribare al territorio nacional

 

o saliere del mismo, deberá cumplir los requisitos o

 

trámites dispuestos para la inspección y el despacho

 

migratorio.

 

El Ministerio del Interior podrá imponer multa de

 

hasta cinco mil pesos ($5.000.00) a la empresa transportadora

 

de la nave marítima o aérea que no cumpla

 

los requisitos o trámites dispuestos.

 

ARTÍCULO 18.- El Ministerio del Interior procederá

 

a la inspección y despacho migratorio, en todos los

 

puertos y aeropuertos de la República, de las naves

 

marítimas o aéreas que entren al territorio nacional o

 

salgan del mismo, tanto en lo referente a los pasajeros

 

como al personal que integra sus tripulaciones, salvo

 

lo dispuesto sobre Salubridad Cuarentenaria, o en los

 

casos de mandamientos o resoluciones provenientes de

 

los tribunales de justicia.

 

ARTÍCULO 19.- Las empresas transportadoras, cuyas

 

naves marítimas o aéreas arriben al territorio nacional

 

con pasajeros que no hayan cumplido todos los

 

requisitos exigidos por esta Ley y su Reglamento,

 

excepto el caso contemplado en el Artículo 16 de esta

 

Ley, serán responsables de su reembarque y de los

 

gastos que ocasionen su retención, custodia y manutención.

 

El Ministerio del Interior podrá imponer a la

 

empresa infractora multa de hasta mil pesos ($1.000.00)

 

por cada pasajero así transportado.

 

ARTÍCULO 20.- Los pasajeros llamados polizones

 

que viajen clandestinamente en las naves marítimas o

 

aéreas, cuando arriben a territorio nacional sin pasaporte,

 

visa, ni permiso alguno, no podrán ser desembarcados,

 

quedando a bordo de las mismas bajo la

 

responsabilidad del Capitán. Si lograsen fugarse y

 

penetrar en el territorio nacional, el Ministerio del

 

Interior podrá imponer, a la empresa transportadora o a

 

su representante como responsable solidario, una multa

 

de hasta mil pesos ($1.000.00) por cada infracción,

 

salvo que se demuestre que la fuga y desembarque se

 

1372 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

produjeron a pesar de todas las medidas tomadas para

 

mantenerlos a bordo.

 

El Capitán de la nave marítima o aérea podrá optar

 

por entregar al polizón en custodia al Ministerio del

 

Interior, bajo la condición de embarcarlo a su salida,

 

previo el pago de los gastos de estancia, manutención

 

y custodia que se originen.

 

ARTÍCULO 21.- A los que infrinjan cualesquiera

 

otras de las disposiciones de esta Ley y su Reglamento,

 

les será impuesta una multa administrativa de hasta

 

cien pesos ($100.00) sin perjuicio de la responsabilidad

 

penal en que puedan haber incurrido.

 

El Reglamento de la presente Ley determinará el

 

funcionario facultado para imponer las multas a que se

 

refieren los artículos anteriores, así como el procedimiento

 

para su imposición y cobro.

 

ARTÍCULO 22.- Los Ministros de Relaciones Exteriores

 

y del Interior designarán por resolución quiénes

 

se encargarán de las funciones que les son encomendadas

 

por la presente Ley a sus respectivos Ministerios.

 

ARTÍCULO 23.- (Adicionado) Los ciudadanos

 

cubanos residentes en el territorio nacional, no pueden

 

obtener pasaporte Corriente mientras se encuentren

 

comprendidos en alguno de los supuestos siguientes:

 

a) Estar sujeto a proceso penal, siempre que haya sido

 

dispuesto por las autoridades correspondientes.

 

b) Tener pendiente el cumplimiento de una sanción

 

penal o medida de seguridad, excepto en los casos

 

que se autorice de forma expresa por el tribunal.

 

c) Encontrarse sujeto al cumplimiento de las disposiciones

 

sobre la prestación del Servicio Militar.

 

d) Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional

 

así lo aconsejen.

 

e) Tener obligaciones con el Estado cubano o responsabilidad

 

civil, siempre que hayan sido dispuestas

 

expresamente por las autoridades correspondientes.

 

f) Carecer de la autorización establecida, en virtud de

 

las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo

 

calificada para el desarrollo económico, social y

 

científico-técnico del país, así como para la seguridad

 

y protección de la información oficial.

 

g) Los menores de edad o incapaces, que no cuenten

 

con la autorización de los padres o representantes

 

legales, formalizada ante Notario Público.

 

h) Cuando por otras razones de interés público lo determinen

 

las autoridades facultadas.

 

i) Incumpla los requisitos exigidos en la Ley de Migración,

 

su Reglamento y en las disposiciones complementarias

 

relacionadas con la solicitud, emisión

 

y otorgamiento de pasaportes.

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

adicionó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 24.1.- (Adicionado) A los efectos de

 

la entrada al territorio nacional, resulta inadmisible

 

toda persona que se encuentre comprendida en alguno

 

de los supuestos siguientes:

 

a) Tener antecedentes de actividades terroristas, tráfico

 

de personas, narcotráfico, lavado de dinero, tráfico

 

de armas u otras perseguibles internacionalmente.

 

b) Estar vinculado con hechos contra la humanidad, la

 

dignidad humana, la salud colectiva o perseguibles

 

en virtud de tratados internacionales de los que Cuba

 

es parte.

 

c) Organizar, estimular, realizar o participar en acciones

 

hostiles contra los fundamentos políticos, económicos

 

y sociales del Estado cubano.

 

d) Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional

 

así lo aconsejen.

 

e) Tener prohibida su entrada al país, por estar declarado

 

indeseable o expulsado.

 

f) Incumplir las regulaciones de la Ley de Migración,

 

su Reglamento y las disposiciones complementarias

 

para la entrada al país.

 

2. La autoridad migratoria puede poner a disposición

 

de las autoridades competentes, a las personas

 

comprendidas en el Apartado 1 de este artículo, cuando

 

el hecho es perseguible en el territorio nacional

 

conforme a la Ley y los tratados internacionales de los

 

que Cuba es parte.

 

3. La autoridad migratoria puede autorizar la entrada

 

al país de las personas comprendidas en los incisos

 

e) y f) del Apartado 1 de este artículo, cuando razones

 

humanitarias o de interés estatal así lo aconsejen.

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

adicionó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 25.- (Adicionado) Toda persona que

 

se encuentre en el territorio nacional, no puede salir

 

del país mientras se encuentre comprendida en alguno

 

de los supuestos siguientes:

 

a) Estar sujeto a proceso penal, siempre que haya sido

 

dispuesto por las autoridades correspondientes.

 

b) Tener pendiente el cumplimiento de una sanción

 

penal o medida de seguridad, excepto en los casos

 

que se autorice de forma expresa por el tribunal.

 

c) Encontrarse sujeto al cumplimiento de las disposiciones

 

sobre la prestación del Servicio Militar.

 

d) Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional

 

así lo aconsejen.

 

e) Tengan obligaciones con el Estado cubano o

 

responsabilidad civil, siempre que hayan sido

 

dispuestas expresamente por las autoridades correspondientes.

 

f) Carecer de la autorización establecida, en virtud de

 

las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo

 

calificada para el desarrollo económico, social y

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1373

 

científico-técnico del país, así como para la seguridad

 

y protección de la información oficial.

 

g) Los menores de edad o incapaces, a quienes les sea

 

revocada la autorización de los padres o representantes

 

legales, formalizada ante Notario Público.

 

h) Cuando por otras razones de interés público lo determinen

 

las autoridades facultadas.

 

i) Incumpla los requisitos exigidos en la Ley de Migración,

 

su Reglamento y en las disposiciones complementarias

 

para salir del país.

 

(El Decreto-Ley No. 302 de 11 de octubre de 2012,

 

adicionó este artículo, el que quedó redactado en la

 

forma que se consigna).

 

DISPOSICIONES FINALES

 

PRIMERA: El Ministro de Relaciones Exteriores y

 

el Ministro del Interior elevarán al Presidente de la

 

República, para su aprobación, el Proyecto de Reglamento

 

de esta Ley, dentro del término de noventa días

 

a partir de su promulgación.

 

SEGUNDA: Se derogan el Título II del Decreto

 

Número 358, de 4 de febrero de 1944, la Ley Número

 

1034, de 22 de junio de 1962 y cuantas más disposiciones

 

legales y reglamentarias se opongan al cumplimiento

 

de lo dispuesto en la presente Ley.

 

TERCERA: Esta Ley comenzará a regir 60 días

 

después de su publicación en la Gaceta Oficial de la

 

República.

 

POR TANTO: Mando que se cumpla y ejecute la

 

presente Ley en todas sus partes.

 

DADA en el Palacio de la Revolución, en La Habana,

 

a 20 de septiembre de 1976.

 

Osvaldo Dorticós Torrado

 

Fidel Castro Ruz

 

Primer Ministro

 

Sergio del Valle Jiménez

 

Ministro del Interior

 

________________

 

EDICIÓN ACTUALIZADA DEL DECRETO No. 26,

 

REGLAMENTO DE LA LEY DE MIGRACIÓN,

 

DE 19 DE JULIO DE 1978.

 

DECRETO No. 26

 

POR CUANTO: El Ministro de Relaciones Exteriores

 

y el Ministro del Interior elevaron para su aprobación,

 

en cumplimiento de la Disposición Final Primera

 

de la Ley número 1312, de 20 de septiembre de 1976,

 

Ley de Migración, el proyecto de Reglamento de dicha

 

Ley, el que procede aprobar.

 

POR TANTO: En uso de las facultades que le corresponden,

 

el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros

 

decreta el siguiente:

 

REGLAMENTO DE LA LEY DE MIGRACIÓN

 

CAPÍTULO I

 

DE LOS PASAPORTES

 

SECCIÓN I

 

Generalidades

 

ARTÍCULO 1.- El pasaporte es un certificado de

 

identidad y ciudadanía que expide, según sea el caso,

 

el Ministerio de Relaciones Exteriores o el Ministerio

 

del Interior, para surtir efectos sólo en cuanto a la admisión

 

y estancia de su titular en el extranjero como

 

ciudadano cubano.

 

No obstante, se admitirán como documentos de

 

identidad válidos en el territorio nacional, los pasaportes

 

de ciudadanos cubanos que residen permanentemente

 

en el extranjero, cuando sus titulares se encuentren en

 

Cuba por períodos hasta de 90 días.

 

ARTÍCULO 2.-Los pasaportes que se expedirán se

 

denominarán:

 

a) Pasaporte Diplomático;

 

b) Pasaporte de Servicio;

 

c) Pasaporte Oficial;

 

ch) Pasaporte Corriente;

 

d) Pasaporte de Marino.

 

ARTÍCULO 3.- Los Pasaportes Diplomático y de

 

Servicio serán otorgados por el Ministro de Relaciones

 

Exteriores, o en su lugar, por cualquiera de los Viceministros

 

de Relaciones Exteriores, u otro funcionario

 

en que aquel delegue, mediante su firma.

 

Corresponde a la Oficina de Pasaportes y Trámites

 

de Viajes del Ministerio de Relaciones Exteriores, la

 

tramitación y control de los Pasaportes Diplomático y

 

de Servicio.

 

ARTÍCULO 4.- (Modificado) Corresponde al Ministerio

 

del Interior el otorgamiento, la expedición y el

 

control de los Pasaportes Oficial, Corriente y de Marino

 

y de los Certificados de Identidad y Viaje.

 

El Ministro del Interior designa a los funcionarios

 

que autorizan, mediante su firma, la expedición de los

 

Pasaportes Oficial, Corriente y de Marino, así como la

 

prórroga o renovación de los mismos, y la expedición

 

de los Certificados de Identidad y Viaje.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 5.- Se otorga Pasaporte Diplomático a:

 

a) Miembros del Buró Político y del Secretariado del

 

Comité Central del Partido Comunista de Cuba;

 

b) Miembros del Comité Central del Partido Comunista

 

de Cuba;

 

c) Jefes y Vicejefes de Departamentos, Jefes de Secciones,

 

y funcionarios del Comité Central del Partido

 

Comunista de Cuba;

 

ch)Miembros del Consejo de Estado;

 

1374 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

d) Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular;

 

e) Integrantes del Consejo de Ministros;

 

f) Presidentes de Organismos de la Administración

 

Central del Estado que no formen parte del Consejo

 

de Ministros;

 

g) Secretario General de la Central de Trabajadores de

 

Cuba;

 

h) Presidente y Vicepresidente del Tribunal Supremo

 

Popular;

 

i) Fiscal General de la República;

 

j) Vicefiscales de la Fiscalía General de la República;

 

k) Jueces del Tribunal Supremo Popular;

 

l) Primeros Secretarios de los Comités Provinciales

 

del Partido Comunista de Cuba;

 

ll) Presidentes de las Asambleas Provinciales del Poder

 

Popular;

 

m)Vicepresidentes y Viceministros de los Organismos

 

de la Administración Central del Estado;

 

n) Funcionarios Diplomáticos y Consulares de la República,

 

los Consejeros y Agregados Comerciales,

 

Económicos, Culturales, de Prensa, Militares, Aéreos

 

y Navales; los funcionarios del Ministerio de Relaciones

 

Exteriores y los Correos Diplomáticos;

 

ñ) Jefes de Departamentos de la Asamblea Nacional

 

del Poder Popular, del Consejo de Ministros y su

 

Comité Ejecutivo; Asesores de los Vicepresidentes

 

del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros;

 

Asesores y funcionarios del Consejo de Estado, del

 

Consejo de Ministros y de su Comité Ejecutivo, así

 

como de sus respectivas Secretarías;

 

o) Jefes de Dirección del Ministerio de las Fuerzas Armadas

 

Revolucionarias y del Ministerio del Interior;

 

p) Jefes de Dirección del Ministerio del Comercio

 

Exterior y la Inversión Extranjera y del Banco Central

 

de Cuba;

 

q) Delegados a Congresos o Conferencias Internacionales,

 

intergubernamentales o de carácter diplomático,

 

y cuantos otros funcionarios del Partido Comunista

 

de Cuba, del Estado y del Gobierno el Ministro de

 

Relaciones Exteriores estime conveniente y necesario

 

para el cabal cumplimiento de las misiones encomendadas;

 

r) Los miembros de la familia de las personas relacionadas

 

anteriormente de conformidad con lo previsto

 

en el Artículo número 37 de la Convención de Viena,

 

1961, y otras Convenciones similares de las que

 

Cuba sea parte.

 

ARTÍCULO 6.- Se otorga Pasaporte de Servicios al

 

personal permanente administrativo, técnico o auxiliar

 

de las Embajadas, Misiones o Consulados cubanos y al

 

de cualquier agencia u oficina cubana en el exterior,

 

así como a los miembros de su familia que los acompañen,

 

de conformidad con lo previsto en el Artículo

 

número 37 de la Convención de Viena, 1961 y otras

 

Convenciones similares de las que Cuba sea parte.

 

ARTÍCULO 7.- Se otorga Pasaporte Oficial a quienes,

 

sin estar comprendidos en los Artículos 5 y 6 de

 

este Reglamento, viajen temporalmente al extranjero

 

por asuntos de interés de órganos y organismos estatales

 

u organizaciones políticas, sociales y de masa, así

 

como a los miembros de su familia que los acompañen.

 

Se denominará Pasaporte Oficial Colectivo, a aquel

 

que se expide a favor de quienes conjuntamente realicen

 

un viaje determinado por asunto de interés de los

 

órganos, organismos u organizaciones a que se refiere

 

el párrafo anterior.

 

ARTÍCULO 8.1.- (Modificado) Se expide Pasaporte

 

Corriente a los ciudadanos cubanos residentes en el

 

territorio nacional que requieren viajar al extranjero

 

por asuntos particulares, a los autorizados a residir en

 

el exterior y a los emigrados.

 

Se expide Pasaporte Corriente además, a solicitud

 

de los órganos, organismos, entidades nacionales y las

 

organizaciones políticas, sociales y de masa que lo

 

requieren por razones del servicio o para el cumplimiento

 

de los fines de su labor.

 

2. Las solicitudes de Pasaporte Corriente que se realizan

 

por ciudadanos cubanos residentes en el territorio

 

nacional se presentan ante las oficinas de trámite del

 

Ministerio del Interior.

 

3. Las solicitudes de Pasaporte Corriente de los ciudadanos

 

cubanos residentes en el exterior se formalizan

 

ante las representaciones diplomáticas o consulares cubanas

 

u otras oficinas cubanas expresamente autorizadas

 

al efecto.

 

4. Las solicitudes de Pasaporte Corriente que requieran

 

por razones del servicio o para el cumplimiento

 

de los fines de su labor los órganos, organismos,

 

entidades nacionales y las organizaciones políticas,

 

sociales y de masa, se presentan ante la Dirección de

 

Inmigración y Extranjería, a través de sus órganos de

 

relaciones internacionales o de aquellos que en cada

 

caso se designan.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 9.- Se expide Pasaporte de Marino, a

 

los ciudadanos cubanos miembros de la tripulación de

 

naves marítimas cubanas u operadas por Empresas

 

Cubanas que realizan travesías internacionales. A los

 

Capitanes y Primeros Oficiales de dichas naves, se les

 

otorgará Pasaporte Oficial.

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1375

 

SECCIÓN II

 

De los Pasaportes Diplomáticos y de Servicio

 

ARTÍCULO 10.- Los jefes o representantes máximos

 

nacionales de los órganos u organismos estatales

 

y sus sustitutos jerárquicos o los funcionarios autorizados

 

por aquellos, formularán las solicitudes de Pasaporte

 

Diplomático o de Servicio a favor de los funcionarios

 

y personal de sus respectivos organismos, a que se

 

refieren los artículos 5 y 6 ante el Ministerio de Relaciones

 

Exteriores.

 

ARTÍCULO 11.- Los Viceministros del Ministerio

 

de Relaciones Exteriores o en quien éstos deleguen,

 

autorizarán a la Oficina de Pasaportes y Trámites de

 

Viajes la tramitación de los Pasaportes Diplomáticos o

 

de Servicio a favor de los funcionarios y personal del

 

Ministerio de Relaciones Exteriores a que se refieren

 

los Artículos 5 y 6, así como de sus familiares acompañantes.

 

ARTÍCULO 12.- La solicitud de Pasaporte Diplomático

 

o de Servicio será acompañada de:

 

a) Original y copia del modelo oficial que se establezca

 

para estos casos, debidamente firmado. Si la firma

 

fuere la de funcionario autorizado, ésta deberá

 

estar debidamente registrada en el Ministerio de Relaciones

 

Exteriores;

 

b) tres fotografías de 5 x 5 centímetros que reúnan todos

 

los requisitos exigidos en el modelo oficial;

 

c) si se tratare de solicitudes formuladas a favor de

 

menores de 18 años de edad, autorización de su

 

representante legal, mediante documento legal o

 

prueba documental equivalente y suficiente, a criterio

 

y bajo la responsabilidad de la oficina solicitante;

 

ch)si se tratare de solicitudes de Pasaportes de Servicio,

 

Certificación de Nacimiento o de la Carta de

 

Ciudadanía del titular, o Declaración Jurada supletoria

 

de dichos documentos, formulada ante la oficina

 

correspondiente del organismo solicitante.

 

ARTÍCULO 13.- Los Pasaportes Diplomático y de

 

Servicio serán válidos por un período inicial hasta de

 

tres años a partir de la fecha de su expedición y

 

prorrogables por tres veces consecutivas por iguales

 

períodos.

 

Los titulares de Pasaporte Diplomático, excepto los

 

de los que hayan sido expedidos según Inciso q) del

 

Artículo 5 de este Reglamento, podrán mantenerlos en

 

su poder durante su estancia en el territorio nacional o

 

entregarlo a la oficina correspondiente del organismo

 

solicitante para su custodia.

 

Los titulares de Pasaporte Diplomático expedidos

 

según el Inciso q) del Artículo 5 de este Reglamento,

 

lo entregarán a su regreso a Cuba, a la oficina que

 

corresponda del organismo solicitante, la que lo remitirá

 

de inmediato al Ministerio de Relaciones Exteriores

 

para su custodia definitiva.

 

Si se produjeren cambios en cuanto al cargo o la relación

 

familiar por los que se expidió el Pasaporte

 

Diplomático, el titular está obligado a devolverlo, y la

 

oficina correspondiente del organismo solicitante,

 

velará porque así se haga.

 

SECCIÓN III

 

De los Pasaportes Oficiales

 

ARTÍCULO 14.- Los funcionarios autorizados por

 

los jefes o representantes máximos nacionales y provinciales

 

y sus sustitutos jerárquicos, de los órganos y

 

organismos estatales y de las organizaciones políticas,

 

sociales y de masa, formularán las solicitudes de Pasaporte

 

Oficial a favor de quienes viajen por asuntos del

 

servicio o del interés de los mismos, y no les corresponda

 

recibir Pasaporte Diplomático o de Servicio.

 

ARTÍCULO 15.- Las solicitudes de Pasaporte Oficial

 

se formularán ante la Dirección de Inmigración y

 

Extranjería, en la provincia de La Habana y en el Municipio

 

Especial de Isla de la Juventud; o ante los

 

órganos de Inmigración y Extranjería en las demás

 

provincias.

 

ARTÍCULO 16.- La solicitud de Pasaporte Oficial

 

que se formule por primera vez a favor de una persona

 

será acompañada de:

 

a) Certificación de Nacimiento o de la Carta de Ciudadanía

 

de la persona a favor de quien se solicita, o

 

Declaración Jurada supletoria de dichos documentos

 

en los casos en que la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería lo acepte;

 

b) tres fotografías de 5 x 5 centímetros, que reúnan los

 

requisitos exigidos en el modelo oficial;

 

c) si se tratare de solicitud formulada a favor de menores

 

de 18 años de edad, autorización de su representante

 

legal y la prueba del carácter con que éste

 

concurre.

 

Las sucesivas solicitudes a favor de la misma persona

 

deberán ser acompañadas sólo de las fotos que la

 

Dirección de Inmigración y Extranjería requiera.

 

ARTÍCULO 17.- El Pasaporte Oficial será válido

 

sólo por el término de duración de los viajes para los

 

que se otorga.

 

ARTÍCULO 18.- Los funcionarios designados por

 

los jefes o máximos responsables nacionales y provinciales

 

y sus sustitutos jerárquicos de los órganos y

 

organismos estatales y organizaciones políticas, sociales

 

y de masa, podrán solicitar prórroga del término de

 

vigencia de los Pasaportes Oficiales expedidos por

 

interés de los mismos, cuando la estancia del titular en

 

el extranjero deba prolongarse por un plazo superior al

 

previsto. Las solicitudes se formularán ante la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería en la provincia de

 

1376 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

La Habana y en el Municipio Especial de Isla de la

 

Juventud, o ante los órganos provinciales de Inmigración

 

y Extranjería en las demás provincias.

 

ARTÍCULO 19.- La Dirección de Inmigración y

 

Extranjería en la provincia de La Habana y en el Municipio

 

Especial de Isla de la Juventud; y los órganos

 

provinciales de Inmigración y Extranjería en las demás

 

provincias, entregarán dentro de los 10 días siguientes

 

al recibo de la solicitud, los Pasaportes Oficiales otorgados,

 

a los funcionarios designados al efecto por los

 

jefes o representantes máximos de los órganos y organismos

 

estatales y de las organizaciones políticas, sociales

 

y de masa.

 

SECCIÓN IV

 

De los Pasaportes Corrientes

 

ARTÍCULO 20.- Los ciudadanos cubanos mayores

 

de 18 años de edad, y los representantes legales de los

 

menores de dicha edad, así como de los legalmente

 

declarados incapacitados, en cuanto a éstos, podrán

 

solicitar Pasaporte Corriente.

 

ARTÍCULO 21.- (Modificado) Los ciudadanos

 

cubanos residentes en el territorio nacional, al realizar

 

una solicitud de Pasaporte Corriente, deben cumplir

 

los requisitos siguientes:

 

a) Presentar el Carné de Identidad o Tarjeta de Menor.

 

b) Entregar la autorización formalizada ante Notario

 

Público de los padres o los representantes legales

 

que correspondan, de los menores de 18 años de

 

edad o incapaces.

 

La autoridad actuante capta los datos que se requieren

 

para la plena identificación del solicitante y verifica

 

que no esté comprendido en alguno de los supuestos

 

previstos en el artículo 23 de la Ley de Migración, en

 

cuyo caso iniciará el trámite de expedición.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 22.- (Derogado)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, derogó

 

este artículo).

 

ARTÍCULO 23.- (Modificado) Los ciudadanos cubanos

 

que residen en el exterior, al realizar una solicitud

 

de Pasaporte Corriente, deben cumplir los requisitos

 

siguientes:

 

a) Formular la solicitud en el modelo oficial.

 

b) Presentar el pasaporte anterior, Certificación de

 

Nacimiento, Carta de Ciudadanía o una certificación

 

de este último documento expedida por la autoridad

 

competente, según corresponda.

 

c) Aportar la autorización formalizada ante Notario

 

Público de los padres o los representantes legales

 

que correspondan, de los menores de 18 años de

 

edad o incapaces.

 

d) Entregar dos (2) fotos 4 x 4 cm.

 

e) Entregar la constancia de pago del arancel consular.

 

La autoridad actuante capta los datos que se requieren

 

para la plena identificación del solicitante e inicia

 

el trámite de expedición.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 24.- (Modificado) El Pasaporte Corriente

 

es válido por dos años, prorrogables por igual

 

término hasta un total de seis años. Las prórrogas se

 

solicitan ante las oficinas de trámite del Ministerio del

 

Interior o ante las representaciones diplomáticas o consulares

 

u otras oficinas cubanas expresamente autorizadas.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 25.- (Derogado)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, derogó

 

este artículo).

 

ARTÍCULO 26.- (Modificado) Las oficinas de

 

trámite del Ministerio del Interior otorgan el Pasaporte

 

Corriente al solicitante, representante legal o funcionario

 

debidamente acreditado, según corresponda, previa

 

entrega de la constancia de pago del impuesto correspondiente.

 

Cuando el interesado reside en el exterior la entrega

 

del pasaporte se realiza a través de la representación diplomática

 

o consular u otra oficina cubana autorizada.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 27.- El Ministerio de Relaciones Exteriores,

 

en coordinación con el Ministerio del Interior,

 

autorizará las representaciones diplomáticas y consulares

 

cubanas que podrán expedir Pasaportes Corrientes.

 

Las representaciones diplomáticas y consulares y

 

otras oficinas cubanas en el exterior expresamente

 

autorizadas al efecto, podrán expedir duplicados en

 

casos de pérdida o deterioro de Pasaporte Corriente,

 

cuyos titulares se encuentren en el extranjero, así como

 

extender prórroga de la validez de los pasaportes, previa

 

consulta con la Dirección de Inmigración y Extranjería.

 

SECCIÓN V

 

De los Pasaportes de Marino

 

ARTÍCULO 28.- El Ministro del Transporte, el Ministro

 

de la Industria Alimentaria, o los Viceministros

 

o Directores en quienes estos deleguen, solicitarán los

 

Pasaportes de Marino para los integrantes de la tripulación

 

de naves marítimas que realicen travesías internacionales.

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1377

 

ARTÍCULO 29.-Las solicitudes de Pasaporte de

 

Marino se formularán ante la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería o el órgano provincial de Inmigración y

 

Extranjería correspondiente al Puerto de enrolamiento

 

o al lugar de residencia de la persona a cuyo favor se

 

solicita.

 

ARTÍCULO 30.- La solicitud de Pasaporte de Marino

 

que se formule por primera vez a favor de una

 

persona, será acompañada de:

 

a) Certificación de Nacimiento o de la Carta de Ciudadanía

 

de la persona a cuyo favor se solicita, o Declaración

 

Jurada supletoria de dichos documentos,

 

en los casos en que la Dirección de Inmigración y

 

Extranjería la acepte;

 

b) dos fotos 5 x 5 centímetros, que reúnan los requisitos

 

exigidos en el modelo oficial;

 

c) si se tratare de solicitud a favor de menores de 18

 

años, la autorización de su representante legal y la

 

prueba del carácter con que éste concurre.

 

En las sucesivas solicitudes a favor de una misma

 

persona se acompañarán sólo las fotos que la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería requiera.

 

ARTÍCULO 31.- El Pasaporte de Marino será válido

 

por dos años, prorrogable por dos años más, dos

 

veces sucesivas.

 

Las prórrogas de los Pasaportes de Marino se solicitarán

 

por los funcionarios designados al efecto por el

 

Ministro del Transporte o el Ministro de la Industria

 

Alimentaria, con no menos de 90 días de antelación a

 

su vencimiento, ante la Dirección de Inmigración y

 

Extranjería en la provincia de La Habana y en el Municipio

 

Especial de Isla de la Juventud; o ante los órganos

 

de Inmigración y Extranjería en las demás provincias.

 

Asimismo, los Capitanes de buques cubanos podrán

 

solicitar las prórrogas de los Pasaportes de Marino de

 

los miembros de la tripulación de buques a su cargo,

 

ante las representaciones diplomáticas o consulares

 

cubanas u otras oficinas cubanas en el exterior expresamente

 

autorizadas al efecto, quienes darán traslado

 

de dichas solicitudes a la Dirección de Inmigración y

 

Extranjería.

 

ARTÍCULO 32.- La Dirección de Inmigración y

 

Extranjería en la provincia de La Habana y en el Municipio

 

Especial de Isla de la Juventud; y los órganos

 

provinciales de Inmigración y Extranjería en las demás

 

provincias, entregarán dentro de los 10 días siguientes

 

al recibo de la solicitud, a los funcionarios designados

 

por el Ministro del Transporte o el Ministro de la Industria

 

Alimentaria, los Pasaportes de Marino otorgados,

 

así como las prórrogas que se otorguen de los

 

mismos. En el caso de que las prórrogas se hayan solicitado

 

en el exterior, se comunicará, dentro del mismo

 

término, a la oficina cubana de que se trate para que

 

diligencie la misma.

 

ARTÍCULO 33.- Los funcionarios designados por

 

el Ministro del Transporte o el Ministro de la Industria

 

Alimentaria, entregarán a los Capitanes de las naves

 

marítimas que realicen travesías internacionales, con

 

72 horas de antelación a su partida, los Pasaportes de

 

Marino de los miembros de sus respectivas tripulaciones,

 

a los efectos del despacho de salida.

 

Los Capitanes conservarán bajo su custodia dichos

 

pasaportes durante el viaje, y los entregarán a los

 

miembros de la tripulación sólo durante su estancia en

 

puertos extranjeros, o si su regreso a Cuba se realizare

 

como pasajero en otra nave marítima o aérea.

 

Al regreso a Cuba de la nave marítima, y una vez

 

realizado el despacho inmigratorio, el Capitán entregará

 

los Pasaportes de Marino de los miembros de la

 

tripulación al funcionario designado para su custodia

 

por el Ministro del Transporte o el Ministro de la Industria

 

Alimentaria.

 

Los funcionarios referidos podrán entregar directamente

 

el Pasaporte de Marino a su titular, cuando éste

 

deba viajar al extranjero como pasajero, para enrolarse

 

como tripulante en una nave marítima cubana.

 

SECCIÓN VI

 

De los Certificados de Identidad y Viaje

 

ARTÍCULO 34.- Se denomina Certificado de Identidad

 

y Viaje al documento que se expide a quienes no

 

siendo ciudadanos cubanos, se encuentren en el territorio

 

nacional y deseen salir del mismo, cuando por circunstancias

 

especiales no puedan obtener de sus representaciones

 

diplomáticas y consulares la expedición o el

 

visado de sus pasaportes nacionales.

 

ARTÍCULO 35.- Las personas interesadas en obtener

 

Certificado de Identidad y Viaje, o sus representantes

 

legales, en casos de menores o incapacitados,

 

formularán la solicitud ante la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería en la provincia de La Habana y en el

 

Municipio Especial de Isla de la Juventud; o ante los

 

órganos provinciales de Inmigración y Extranjería en

 

las demás provincias; a la solicitud se acompañará

 

indispensablemente:

 

a) Dos fotos de 5 x 5 centímetros, que reúnan los requisitos

 

exigidos en el modelo oficial;

 

b) prueba de identidad de la persona a cuyo favor se

 

solicita;

 

c) comprobante de pago de los derechos fiscales correspondientes;

 

ch)si se tratare de solicitud formulada a favor de menores

 

o incapacitados, la prueba de que el solicitante

 

es su representante legal.

 

ARTÍCULO 36.- El Certificado de Identidad y Viaje

 

será válido para un sólo viaje, y por un término máximo

 

de seis meses.

 

ARTÍCULO 37.- (Modificado) La Dirección de Inmigración

 

y Extranjería entrega el Certificado de Iden1378

 

GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

tidad y Viaje personalmente a los interesados o sus

 

representantes legales, según corresponda.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

SECCIÓN VII

 

Disposiciones Comunes

 

ARTÍCULO 38.- Será nulo todo pasaporte o Certificado

 

de Identidad y Viaje, cuyo texto aparezca deteriorado

 

o alterado, sin perjuicio de la responsabilidad

 

penal que se derive del hecho.

 

ARTÍCULO 39.- Las decisiones sobre solicitudes

 

de prórrogas de la validez de los Pasaportes Oficiales y

 

Corrientes se comunicará al solicitante; así como, a

 

través del Ministerio de Relaciones Exteriores, a las

 

representaciones diplomáticas o consulares u otras

 

oficinas cubanas en el exterior autorizadas al efecto, en

 

el país donde se encuentre el titular, con el fin de que

 

éstas efectúen la diligencia correspondiente.

 

ARTÍCULO 40.- (Modificado) Los titulares de Pasaporte

 

Corriente pueden solicitar a la Dirección de

 

Inmigración y Extranjería, a las oficinas de trámite del

 

Ministerio del Interior o a la representación diplomática

 

o consular u otra oficina cubana autorizada, según

 

corresponda, lo siguiente:

 

a) Extender la permanencia en el exterior por un tiempo

 

superior a 24 meses, cuando por causas justificadas

 

se ven imposibilitados de regresar al país en

 

ese término.

 

b) Residencia en el Exterior, cuando requieren residir

 

fuera del país de forma indefinida por mantener una

 

unión matrimonial, formalizada o no, con ciudadanos

 

extranjeros o por otras situaciones familiares y

 

humanitarias excepcionales.

 

La residencia en el exterior también se puede otorgar

 

a los padres y a los hijos menores de edad de

 

quienes poseen esta categoría de viaje.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 41.- El titular de un pasaporte cubano

 

que lo extravíe deberá comunicarlo a la autoridad que

 

lo expidió y solicitar la expedición de un duplicado.

 

Si se encuentra en el extranjero, realizará estos trámites

 

por conducto de la representación diplomática,

 

consular u otra oficina cubana en el exterior expresamente

 

autorizada al efecto.

 

A la comunicación acompañará copia de la denuncia

 

formulada ante las autoridades policiales competentes.

 

ARTÍCULO 42.- (Modificado) Los titulares de Pasaporte

 

Diplomático que lo reciben conforme al Inciso

 

q) del Artículo 5 de este Reglamento, así como los

 

titulares de Pasaporte de Servicio, Oficial, de Marino y

 

Corriente recibido por razones del servicio, entregan

 

estos documentos a la oficina correspondiente del organismo

 

responsabilizado con su salida del país, dentro

 

del término de 72 horas, a partir de la fecha de

 

regreso al territorio nacional.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

CAPÍTULO II

 

DE LAS ENTRADAS

 

AL TERRITORIO NACIONAL

 

SECCIÓN I

 

Generalidades

 

ARTÍCULO 43.- Para entrar al territorio nacional

 

de Cuba, toda persona deberá cumplir los requisitos

 

establecidos por la Ley de Migración y por el presente

 

Reglamento.

 

ARTÍCULO 44.- (Modificado) Para entrar al territorio

 

nacional los ciudadanos cubanos deben poseer

 

pasaporte cubano vigente, expedido a su nombre o

 

documento equivalente. En el caso de los emigrados

 

deben presentar su pasaporte debidamente habilitado.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 45.- (Modificado) Para entrar al territorio

 

nacional los extranjeros o personas sin ciudadanía

 

deben portar un pasaporte vigente expedido a su

 

nombre o documento equivalente y la visa de entrada,

 

salvo que se trate de ciudadanos de un país que en

 

virtud de un convenio suscrito por Cuba, están exentos

 

de cumplir este requisito, atendiendo a los términos

 

del expresado convenio.

 

En el caso de los residentes permanente, temporal, o

 

de inmobiliaria, deben portar un pasaporte vigente

 

expedido a su nombre o documento equivalente y el

 

Carné de Identidad o la Tarjeta de Menor del extranjero.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 46.- El que habiendo poseído la ciudadanía

 

cubana, solicite la entrada al territorio nacional

 

como titular de pasaporte extranjero, deberá presentar

 

en el momento de solicitar la correspondiente visa y en

 

aquel en que le sea practicado el despacho migratorio

 

de entrada, la prueba documental de que se ha dispuesto

 

por autoridad competente la pérdida de su ciudadanía

 

cubana. Sin este requisito no le será expedida visa

 

ni será admitido en Cuba como extranjero.

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1379

 

SECCIÓN II (MODIFICADA)

 

De la entrada de ciudadanos cubanos

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

el título de esta sección, el que quedó redactado

 

en la forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 47.1.- (Modificado) Los ciudadanos

 

cubanos emigrados pueden permanecer hasta 90 días

 

en sus visitas a Cuba.

 

2. Los ciudadanos cubanos con residencia en el exterior

 

pueden permanecer hasta 180 días en sus visitas a

 

Cuba.

 

3. En ambos casos, la autoridad migratoria puede

 

prorrogar el término cuando corresponda.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 48.1.- (Modificado) Los ciudadanos

 

cubanos emigrados que pretenden establecer su residencia

 

en el territorio nacional lo solicitan ante las

 

representaciones diplomáticas o consulares, o ante la

 

oficina de trámite del Ministerio del Interior que corresponda,

 

cuando se encuentran en Cuba.

 

2. El Ministerio del Interior establece los procedimientos

 

para la tramitación de las solicitudes a que se

 

refiere el apartado anterior.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 49.- (Modificado) Las representaciones

 

y oficinas cubanas en el exterior remiten las solicitudes

 

recibidas a la Dirección de Inmigración y Extranjería

 

del Ministerio del Interior, a través del Ministerio de

 

Relaciones Exteriores.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 50.- (Modificado) La Dirección de

 

Inmigración y Extranjería dispone de un término que

 

no exceda de 90 días para dar respuesta a las solicitudes

 

a que se refiere el artículo 48 del presente Reglamento

 

y notificar al interesado.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 51.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 52.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 53.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 54.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 55.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 56.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 57.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 58.- (Derogado)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, derogó

 

los artículos del 51 al 58).

 

SECCIÓN III

 

De los extranjeros visitantes

 

ARTÍCULO 59.- Son Turistas aquellos extranjeros

 

y personas sin ciudadanía que vienen a Cuba por placer

 

o recreo. Aquellos que ajusten su viaje a Cuba a un

 

programa de turismo contratado con una agencia internacional

 

que mantenga convenio con el Ministerio de

 

Turismo a esos fines, se denominarán Turistas sujetos

 

a Programa de Visita.

 

ARTÍCULO 60.- Son Transeúntes los extranjeros y

 

personas sin ciudadanía que arriben a Cuba para atender

 

algún asunto particular.

 

ARTÍCULO 61.- Los Turistas y Transeúntes podrán

 

ser admitidos por períodos hasta de 30 días, prorrogables

 

por igual término, por la Dirección de Inmigración y

 

Extranjería; o por el tiempo previsto en los convenios

 

de exención de visado, suscritos por Cuba.

 

ARTÍCULO 62.- Son Pasajeros en Transbordo, los

 

extranjeros y personas sin ciudadanía que lleguen a

 

algún puerto o aeropuerto de la República, haciendo

 

escala, al solo objeto de cambiar de nave marítima o

 

aérea y continuar viaje. Son pasajeros de Tránsito,

 

aquellos que sólo permanecen en el territorio nacional

 

justamente el tiempo que la nave marítima o aérea en

 

que viajan se encuentra en puerto o aeropuerto, realizando

 

las operaciones propias de mantenimiento y del

 

transporte de carga y pasaje, para continuar viaje en la

 

misma.

 

ARTÍCULO 63.- Los Pasajeros en Transbordo o de

 

Tránsito no necesitarán visa para llegar al país o permanecer

 

en él durante el término de 72 horas, prorrogables

 

sólo en caso de fuerza mayor; pero no podrán

 

abandonar el área del puerto o aeropuerto a donde

 

arribaron, si no es con la autorización expresa de las

 

autoridades de Inmigración y Extranjería.

 

Las empresas transportadoras podrán solicitar de las

 

autoridades de Inmigración y Extranjería que autoricen

 

a los Pasajeros en transbordo o de Tránsito a que salgan

 

del área del puerto o aeropuerto, durante el tiempo

 

que se haya autorizado su estancia en Cuba.

 

Las solicitudes se formularán por escrito y serán

 

firmadas por los representantes legales de dichas empresas.

 

Será facultad de las autoridades de Inmigración y

 

Extranjería acceder o no a las solicitudes a que se refiere

 

el párrafo anterior.

 

Si accedieren, deberán proveer a cada pasajero autorizado

 

de un “Permiso al Pasajero”, en el que constarán

 

los datos suficientes para su identificación, la nave

 

marítima o aérea en que arribó, el lugar de procedencia,

 

y cuantos más requisitos sean necesarios a estos

 

fines.

 

ARTÍCULO 64.- Son tripulantes, las personas integrantes

 

del equipo que dirige, conduce, administra y

 

1380 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

atiende las naves marítimas o aéreas, como personal a

 

bordo de las mismas, comprendiendo esas atenciones

 

las de servicio a los pasajeros y carga que transportan

 

dichas naves, y que hayan sido contratadas para realizar

 

esas labores por el Capitán, dueño, agente o consignatario

 

de la nave marítima o aérea en que presten

 

servicios.

 

ARTÍCULO 65.- Los tripulantes extranjeros de naves

 

aéreas que posean Certificados de Miembros de la

 

Tripulación, expedidos conforme al modelo adoptado

 

por la Convención de Aviación Civil Internacional,

 

que hayan sido extendidos por el Estado en que aparezca

 

matriculada la nave aérea, y siempre que su país

 

conceda igual trato a Cuba, podrán desembarcar y

 

permanecer en las áreas establecidas al efecto, a solicitud

 

de la empresa a la que presten sus servicios.

 

Para salir de dichas áreas deberán obtener un permiso

 

de las autoridades de Inmigración y Extranjería.

 

El permiso señalado en el párrafo anterior deberá

 

contener los datos necesarios para identificar al portador,

 

su nacionalidad y la empresa y nave aérea en que

 

presta servicios; los mismos se expedirán a solicitud y

 

bajo la responsabilidad de la empresa operadora de la

 

nave aérea.

 

Los tripulantes extranjeros de buques deberán estar

 

en posesión de un pasaporte o Carné de Mar, y en ese

 

caso podrán obtener la autorización, siempre y cuando,

 

y en iguales condiciones, su país conceda igual trato a

 

los tripulantes de buques cubanos.

 

ARTÍCULO 66.- Ningún tripulante extranjero de

 

buque o nave aérea que se encuentre en un puerto o

 

aeropuerto del territorio nacional, podrá ser despedido

 

o desenrolado de su trabajo, ni abandonarlo por su

 

propia voluntad, debiendo en todo caso continuar viaje

 

en los mismos, con excepción de lo establecido en las

 

leyes penales de la República. Pero si le resultare necesario

 

desembarcar, por enfermedad o fuerza mayor,

 

el Capitán, dueño, agente o consignatario, lo pondrá

 

a disposición de las autoridades de Inmigración y

 

Extranjería, quienes resolverán lo que proceda hasta

 

su reembarque, siendo los gastos que se originen por

 

cuenta y a cargo de quien opera la nave marítima o

 

aérea.

 

SECCIÓN IV

 

De los Diplomáticos

 

ARTÍCULO 67.- A los fines de este Reglamento, se

 

clasifican como Diplomático los extranjeros que sean

 

agentes diplomáticos y consulares acreditados en Cuba,

 

que arriben al territorio nacional para representar al

 

Gobierno que los designa, ante el Gobierno de la República

 

de Cuba, conforme a las categorías y clasificaciones

 

establecidas en las Convenciones de Viena

 

sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 y sobre Relaciones

 

Consulares de 1963 y otros Tratados suscritos

 

por Cuba, así como los familiares de dichos agentes en

 

los términos señalados en dichas Convenciones y Tratados,

 

y que permanezcan en el territorio nacional el

 

tiempo que dure la representación que ostenten.

 

A esta categoría se asimilan los funcionarios de Naciones

 

Unidas y de otros organismos internacionales

 

acreditados ante el Gobierno de la República de Cuba

 

o con sede en nuestro país, así como sus familiares,

 

según los tratados de que Cuba sea parte.

 

ARTÍCULO 68.- A los fines de este Reglamento, se

 

clasifican como Diplomático los extranjeros admitidos

 

en calidad de personal técnico, administrativo y de

 

servicio, servidumbre particular de la Misión o de sus

 

agentes diplomáticos o consulares, en los términos

 

establecidos en las Convenciones de Viena sobre Relaciones

 

Diplomáticas de 1961 y Relaciones Consulares

 

de 1963 y otros Tratados suscritos por Cuba; y

 

podrán permanecer en el territorio nacional durante el

 

tiempo que dure su trabajo en tal carácter. Se asimila a

 

esta categoría el personal de clasificación equivalente

 

de las Naciones Unidas y de otros organismos acreditados

 

ante el Gobierno de la República de Cuba o con

 

sede en nuestro país, según los Tratados de que Cuba

 

sea parte.

 

ARTÍCULO 69.- A los efectos de este Reglamento,

 

se clasifican como Diplomático los extranjeros agentes

 

diplomáticos en tránsito y sus familiares, titulares de

 

Pasaporte Diplomático expedidos por sus respectivos

 

gobiernos, así como el personal referido en el artículo

 

anterior, que haya de pasar por Cuba en tránsito, siempre

 

que los países correspondientes concedan igual

 

trato a Cuba.

 

ARTÍCULO 70.- A los efectos de este Reglamento,

 

se clasifican como Diplomático los funcionarios de

 

gobiernos extranjeros en Misión Oficial en Cuba, es

 

decir, aquellos extranjeros, no agentes diplomáticos,

 

que vengan a Cuba en Misión Oficial de su Gobierno

 

permaneciendo en el territorio nacional por el tiempo

 

que dure su misión según la solicitud que formulen las

 

autoridades correspondientes de su país.

 

ARTÍCULO 71.- Los agentes diplomáticos y consulares

 

y funcionarios de Naciones Unidas y de otros

 

organismos internacionales y sus familiares; el personal

 

extranjero no diplomático de las misiones acreditadas

 

en Cuba y sus familiares, que no sean residentes

 

permanentes en nuestro país; los agentes diplomáticos

 

en tránsito y sus familiares y los funcionarios de gobiernos

 

extranjeros en Misión Oficial en Cuba, deberán

 

ser portadores y titulares de pasaporte expedido

 

por sus respectivos gobiernos u organismos internacionales

 

que los acrediten como tales, así como de la

 

visa de entrada en Cuba, salvo que exista convenio de

 

exención de ese requisito suscrito entre Cuba y el país

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1381

 

cuyo Gobierno representen; y en su caso deberán solicitar

 

y obtener la franquicia diplomática correspondiente

 

a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

SECCIÓN V

 

De los Invitados

 

ARTÍCULO 72.- Se clasifican como Invitados

 

aquellas personalidades extranjeras que conforme a las

 

disposiciones establecidas al efecto, son admitidas y

 

permanecen en el territorio nacional, según un programa

 

de visita y por el tiempo señalado para la misma,

 

invitados por las autoridades cubanas.

 

ARTÍCULO 73.- Se clasifican como Invitados del

 

Partido Comunista de Cuba, del Estado y del Gobierno,

 

las personalidades extranjeras invitadas por el

 

Comité Central del Partido Comunista de Cuba, el

 

Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular,

 

el Presidente del Consejo de Estado o el Ministro

 

de Relaciones Exteriores.

 

ARTÍCULO 74.- Se clasifican como Invitados de

 

Organismos Estatales y Organizaciones Cubanas, las

 

personalidades extranjeras invitadas por los restantes

 

Jefes de los Organismos de la Administración Central

 

del Estado, así como por los responsables máximos de

 

organizaciones políticas, sociales y de masa.

 

SECCIÓN VI

 

De los Residentes Temporales

 

ARTÍCULO 75.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales, los técnicos, científicos y demás extranjeros

 

y personas sin ciudadanía que por su especial calificación

 

sean contratados por los organismos oficiales

 

cubanos para trabajar en Cuba temporalmente.

 

ARTÍCULO 76.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales, los estudiantes y becarios extranjeros y

 

personas sin ciudadanía admitidos en Cuba por un

 

centro de estudio, investigaciones o adiestramiento,

 

seleccionados por el Partido Comunista de Cuba, el

 

Gobierno o Instituciones Oficiales, conforme a los

 

programas de intercambio, cooperación y colaboración

 

educacional de Cuba.

 

ARTÍCULO 77.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales, los religiosos y representantes de cualquier

 

culto, religión o secta religiosa, que sean extranjeros

 

o personas sin ciudadanía que se admitan en Cuba

 

al servicio de éste, siempre que el mismo se encuentre

 

reconocido, debidamente inscripto y autorizado para el

 

ejercicio en Cuba de su fe.

 

ARTÍCULO 78.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales, los artistas de profesión extranjeros o personas

 

sin ciudadanía que arriben a Cuba contratados

 

para ejercer su arte.

 

ARTÍCULO 79.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales los deportistas y auxiliares de equipos de

 

deportes e integrantes de delegaciones deportivas en

 

general, extranjeros o personas sin ciudadanía que arriben

 

a Cuba con ese carácter.

 

ARTÍCULO 80.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales, los asilados políticos y los refugiados.

 

Se consideran asilados políticos, los extranjeros y

 

personas sin ciudadanía que se ven obligados a abandonar

 

su país, por encontrarse perseguidos en virtud de

 

su lucha por los derechos democráticos de las mayorías;

 

por la liberación nacional; contra el imperialismo,

 

el fascismo, el colonialismo y neocolonialismo; por la

 

supresión de la discriminación racial; por los derechos

 

y reivindicaciones de los trabajadores, campesinos y

 

estudiantes; por sus actividades políticas, científicas

 

y artísticas progresistas; por el socialismo y por la

 

paz, y buscan y obtienen la hospitalidad y albergue de

 

nuestra República, pudiendo permanecer en ella con la

 

obligación o intención declarada de regresar a su Patria

 

tan pronto cesen las causas que motivaron su exilio.

 

Se considerarán refugiados aquellos extranjeros y

 

personas sin ciudadanía cuya entrada se autorice en el

 

territorio nacional por tener que emigrar de su país a

 

causa de calamidad social, bélica, por cataclismo u

 

otros fenómenos de la naturaleza y que permanecerán

 

temporalmente en Cuba, en tanto se restablezcan las

 

condiciones normales en su país de origen.

 

Durante su estancia en el territorio nacional, los asilados

 

políticos y refugiados podrán desempeñar labores

 

remuneradas.

 

ARTÍCULO 81.- (Modificado) El Ministerio de

 

Relaciones Exteriores informa a la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería cuando el Consejo de Ministros,

 

en el ejercicio de sus facultades constitucionales, otorga

 

asilo político a un extranjero o persona sin ciudadanía

 

o cuando estos deben admitirse en el territorio

 

nacional como refugiados, a los efectos de que se

 

extienda el correspondiente visado o se apruebe la

 

Residencia Temporal.

 

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores

 

comunica a la Dirección de Inmigración y Extranjería,

 

a los efectos procedentes, el cese de las causas que

 

motivaron la concesión de asilo político o la admisión

 

como refugiados de extranjeros o personas sin ciudadanía.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 82.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales, los periodistas, corresponsales, representantes

 

de la prensa, cine, televisión, y otros medios de

 

difusión, extranjeros o personas sin ciudadanía, que

 

sean admitidos para ejercer su función periodística en

 

el territorio nacional, siempre y cuando en su país se

 

concedan iguales facilidades a los periodistas de las

 

agencias de prensa cubanas, y que sean acreditados por

 

la Dirección de Prensa, Divulgación y Relaciones Culturales

 

del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

1382 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

ARTÍCULO 83.- Se clasifican como Residentes

 

Temporales, los representantes comerciales y agentes

 

de negocios extranjeros o personas sin ciudadanía que

 

arriben a Cuba para dedicarse a actividades del comercio

 

exterior.

 

ARTÍCULO 84.- Los extranjeros y personas sin

 

ciudadanía clasificados como Residentes Temporales,

 

podrán ser admitidos en Cuba por el tiempo necesario

 

para cumplimentar las actividades que motiven su

 

entrada, y no están autorizados para realizar otras distintas,

 

sean éstas remuneradas o no, salvo lo establecido

 

en el artículo 80 en cuanto a asilados políticos y

 

refugiados.

 

Los organismos u organizaciones bajo cuya responsabilidad

 

sean admitidos en Cuba extranjeros y personas

 

sin ciudadanía bajo la clasificación de Residentes

 

Temporales están en la obligación de notificar a la

 

Dirección de Inmigración y Extranjería el cese de las

 

actividades de dichos extranjeros o personas sin ciudadanía,

 

dentro del término improrrogable de 7 días naturales

 

posteriores a la conclusión de las mismas, a los

 

efectos de su reembarque.

 

ARTÍCULO 85.- Los cónyuges e hijos menores

 

que se admitan en compañía de Residentes Temporales,

 

se asimilan a dicha clasificación.

 

ARTÍCULO 86.- Los extranjeros y personas sin

 

ciudadanía clasificados como Turistas, Transeúntes,

 

Periodistas y Representantes Comerciales, para ser

 

admitidos en Cuba, deberán hallarse en posesión de los

 

recursos financieros necesarios para cubrir sus gastos

 

normales durante su estancia en Cuba, de acuerdo con

 

lo establecido por el Banco Central de Cuba.

 

ARTÍCULO 87.- Los extranjeros y personas sin

 

ciudadanía clasificados como Turistas, Transeúntes,

 

Estudiantes, Religiosos, Artistas, Periodistas y Representantes

 

Comerciales para ser admitidos en Cuba

 

deberán hallarse en posesión de pasaje para regresar a

 

su país de procedencia o continuar viaje a un tercer

 

país, y de las visas o permisos necesarios al efecto.

 

El requisito de pasaje de continuación de viaje o regreso,

 

podrá ser suplido por el depósito de una fianza

 

suficiente para cubrir su importe en el Banco Nacional

 

de Cuba; pero en otro caso las empresas transportadoras

 

no podrán, sin autorización expresa de la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería, cancelar, devolver el

 

importe, ni cambiar a favor de otra persona, los pasajes

 

de regreso de los referidos extranjeros o personas sin

 

ciudadanía, mientras se encuentren en el territorio

 

nacional, de manera que dichos pasajes no puedan ser

 

utilizados más que por ellos mismos, y al solo objeto

 

de salir de Cuba. La infracción de este precepto dará

 

lugar a una multa hasta de cien pesos ($100.00).

 

ARTÍCULO 88.- Los extranjeros, ciudadanos de

 

países con los que Cuba tenga celebrado Convenio de

 

Exención de Visado, salvo este requisito de la visa,

 

vendrán obligados a cumplir los demás requisitos establecidos

 

en el presente Reglamento para la clasificación

 

que les corresponda.

 

SECCIÓN VII

 

De los Residentes Permanentes

 

ARTÍCULO 89.- Se considerarán Residentes Permanentes,

 

los extranjeros y personas sin ciudadanía a

 

quienes se les haya otorgado tal categoría antes de la

 

publicación de este Reglamento, y aquellos que sean

 

admitidos para fijar su domicilio definitivo en el territorio

 

nacional y cumplan los requisitos establecidos.

 

ARTÍCULO 90.- Los ciudadanos cubanos que residen

 

permanentemente en Cuba podrán reclamar la

 

entrada o permanencia como Residentes Permanentes,

 

de sus padres, hijos y cónyuges extranjeros o sin

 

ciudadanía, siempre que acrediten debidamente el parentesco.

 

Para acogerse a lo establecido en este Artículo,

 

el matrimonio debe haber sido formalizado conforme a

 

las leyes cubanas.

 

ARTÍCULO 91.- Los extranjeros y personas sin

 

ciudadanía que no se encuentren comprendidos en el

 

artículo anterior, también podrán solicitar su entrada

 

en Cuba como Residentes Permanentes, siempre que

 

obtengan la visa y autorización de la Dirección de

 

Inmigración y Extranjería, según los requisitos establecidos.

 

SECCIÓN VIII (MODIFICADA)

 

De los residentes de inmobiliarias

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

el título de esta sección, el que quedó redactado

 

en la forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 92.- (Modificado) Se clasifican como

 

residentes de inmobiliarias las personas naturales extranjeras

 

propietarias o arrendatarias de viviendas en complejos

 

inmobiliarios en el territorio nacional y sus familiares

 

extranjeros residentes en esos inmuebles.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 93.- (Modificado) Los extranjeros clasificados

 

como residentes de inmobiliarias, podrán ser

 

admitidos en Cuba por un año, prorrogable sucesivamente

 

por igual término.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

SECCIÓN IX (ADICIONADA)

 

Del visado

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, adicionó

 

esta sección, la que quedó denominada en la

 

forma que se consigna).

 

ARTÍCULO 94.1.- (Modificado) El visado de pasaporte

 

o documento equivalente es válido para un

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1383

 

solo viaje y durante el tiempo de vigencia autorizado,

 

siempre que se utilice para entrar al país dentro de un

 

período de tres meses a partir de la fecha de expedición,

 

prorrogable por igual período.

 

El tiempo que se autorice en el visado para permanecer

 

en el territorio nacional, no podrá exceder el

 

término previsto para cada visa, ni el de validez del

 

pasaporte o documento de viaje equivalente.

 

2. Las visas, según las categorías de los extranjeros

 

que las solicitan, se clasifican en:

 

a) Visitante.

 

b) Diplomático.

 

c) Oficial.

 

d) Residente Temporal.

 

e) Residente Permanente.

 

f) Residente de Inmobiliaria.

 

Los ministros del Interior y de Relaciones Exteriores

 

quedan facultados para establecer las subclasificaciones

 

de las visas cuyo otorgamiento se les encomienda

 

por el presente Reglamento.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 95.- El Ministro de Relaciones Exteriores

 

designará los funcionarios facultados para autorizar

 

que se extiendan Visa Diplomática y Visa Oficial, así

 

como los funcionarios de las representaciones diplomáticas

 

y consulares y otras oficinas cubanas en el

 

exterior, que practicarán los trámites y diligencias de

 

visado de pasaportes o documentos de viajes equivalentes.

 

ARTÍCULO 96.- Las solicitudes de Visa Diplomática

 

se formularán ante las representaciones diplomáticas

 

o consulares cubanas, en el país de residencia o

 

tránsito del solicitante.

 

ARTÍCULO 97.- Se otorga Visa diplomática a:

 

a) Los extranjeros que deban arribar al territorio nacional

 

para representar al gobierno que lo designa

 

ante el Gobierno de la República de Cuba, en calidad

 

de agentes diplomáticos o consulares, conforme

 

a las categorías y clasificaciones establecidas en las

 

Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas

 

de 1961 y sobre Relaciones Consulares de

 

1963, y otros Tratados suscritos por Cuba, así como

 

los familiares de dichos agentes en los términos señalados

 

en dichas Convenciones y Tratados; y podrán

 

permanecer en el territorio nacional durante el

 

tiempo que dure la representación que ostentan. A

 

esta categoría se asimilan los funcionarios de Naciones

 

Unidas y de otros organismos internacionales

 

acreditados ante el Gobierno de la República de

 

Cuba, o con sede en nuestro país, así como sus familiares

 

que vivan a su abrigo.

 

b)Los extranjeros que deban entrar al territorio nacional

 

empleados o contratados por las misiones diplomáticas

 

o consulares como personal administrativo y

 

técnico, de servicio de la Misión y de servidumbre

 

particular de los miembros de la Misión, en los términos

 

establecidos en las Convenciones de Viena

 

sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 y sobre Relaciones

 

Consulares de 1963, y en otros Tratados

 

suscritos por Cuba; y podrán permanecer en el territorio

 

nacional durante el tiempo que dure su trabajo

 

en tal carácter.

 

Se asimilan a esta categoría los que prestan tal servicio

 

a los funcionarios de Naciones Unidas y de

 

organismos internacionales acreditados ante el Gobierno

 

de la República o con sede en nuestro país.

 

c) Los extranjeros, agentes diplomáticos y sus familiares,

 

titulares de Pasaporte Diplomático expedido por

 

sus respectivos gobiernos que hayan de pasar por

 

Cuba en tránsito, siempre que los países correspondientes

 

concedan igual trato a Cuba. Se asimila a

 

esta categoría el personal en tránsito referido en el

 

Inciso anterior.

 

ch) Los extranjeros, funcionarios de gobiernos extranjeros,

 

que no son agentes diplomáticos y que vienen

 

a Cuba, en Misión Oficial de su Gobierno permaneciendo

 

en el territorio nacional por el tiempo que

 

dure su misión, según la solicitud que formulen las

 

autoridades correspondientes de su país.

 

d) Los extranjeros que deban entrar al territorio nacional

 

como correos diplomáticos y sean titulares de un

 

documento oficial, expedido por sus respectivos

 

gobiernos, en el que conste su condición de tal; y

 

podrán permanecer en el territorio nacional durante

 

el tiempo que dure su trabajo en tal carácter.

 

ARTÍCULO 98.- Se otorga Visa Oficial a:

 

a) Los Invitados del Comité Central del Partido Comunista

 

de Cuba, el Estado y del Gobierno.

 

b) Los Invitados de Organismos Estatales y de Organizaciones

 

cubanas.

 

El Ministro de Relaciones Exteriores cursará la autorización

 

de Visa Oficial por indicación de las autoridades

 

competentes.

 

ARTÍCULO 99.- Otorgada que sea una Visa Diplomática

 

u Oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores

 

lo comunicará a la Oficina del Servicio Exterior

 

que corresponda, para que la diligencie y entregue sin

 

otro trámite, y a la Dirección de Inmigración y Extranjería

 

para su conocimiento.

 

ARTÍCULO 100.- El Ministro del Interior designará

 

los funcionarios facultados para otorgar o denegar

 

las Visas de Visitantes, Residente Temporal y Residentes.

 

ARTÍCULO 101.- Las solicitudes de las visas señaladas

 

en el artículo anterior, se formularán ante la re1384

 

GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

presentación diplomática o consular u otra oficina

 

cubana autorizada al efecto, en el lugar donde se encuentre

 

el interesado, las que remitirán dichas solicitudes

 

a la Dirección de Inmigración y Extranjería por

 

conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

ARTÍCULO 102.- El extranjero o persona sin ciudadanía

 

que desee viajar a Cuba como Turista no sujeto

 

a Programa de Visita, deberá formular su solicitud

 

con la antelación que se establezca a la fecha prevista

 

del viaje.

 

ARTÍCULO 103.- El extranjero o persona sin ciudadanía

 

que desee viajar a Cuba como Turista sujeto a

 

Programa de Visita, deberá presentar su solicitud de

 

visa por conducto de la agencia de turismo que contratare

 

el viaje con las empresas del Ministerio de Turismo.

 

ARTÍCULO 104.- Los extranjeros o personas sin

 

ciudadanía que deseen viajar a Cuba como Transeúntes,

 

formularán su solicitud con no menos de dos meses

 

de antelación a la fecha prevista del viaje.

 

ARTÍCULO 105.- Los extranjeros o personas sin

 

ciudadanía de la categoría de Pasajeros en Transbordo

 

o de Tránsito, que deban permanecer por más de 72

 

horas en Cuba, formularán su solicitud de visa con no

 

menos de 15 días de antelación a la fecha prevista del

 

viaje.

 

ARTÍCULO 106.- Las solicitudes de admisión de

 

Residentes Temporales se presentarán por los organismos

 

estatales y organizaciones sociales y de masa interesados,

 

ante la Dirección de Inmigración y Extranjería, o

 

ante los correspondientes órganos provinciales de Inmigración

 

y Extranjería con no menos de 15 días de

 

antelación a la fecha prevista del viaje.

 

ARTÍCULO 107.- El funcionario designado por el

 

Ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera,

 

formulará la solicitud de admisión de los técnicos

 

extranjeros o sin ciudadanía, las misiones técnicas y

 

las delegaciones de colaboración económica y científicotécnica,

 

así como del personal técnico extranjero o sin

 

ciudadanía que viaje para realizar supervisiones de

 

montaje, construcciones de plantas y otras tareas especializadas.

 

Asimismo, los funcionarios designados por los Jefes

 

de Organismos de la Administración Central del Estado

 

que requieran la admisión en Cuba de otros técnicos,

 

científicos y demás extranjeros o personas sin

 

ciudadanía contratados para trabajar en nuestro país,

 

formularán la correspondiente solicitud a favor de los

 

mismos.

 

ARTÍCULO 108.- Los funcionarios designados por

 

el Ministro de Educación Superior o por el Ministro de

 

Educación, y por otros Ministros y Jefes de Organismos

 

que tengan a su cargo centros de estudios, formularán

 

las solicitudes de admisión de estudiantes o becarios

 

extranjeros o sin ciudadanía.

 

ARTÍCULO 109.- Los funcionarios designados por

 

el Ministro de Cultura, o por el Presidente del Instituto

 

Cubano de Radio y Televisión, formularán la solicitud

 

de admisión de artistas extranjeros o personas sin ciudadanía

 

contratados para actuar en Cuba.

 

ARTÍCULO 110.- El funcionario designado por el

 

Presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación

 

Física y Recreación formulará la solicitud de

 

admisión de deportistas o auxiliares de equipos de deportes,

 

e integrantes de delegaciones deportivas en general,

 

extranjeros o personas sin ciudadanía, para participar

 

en actividades deportivas en Cuba.

 

ARTÍCULO 111.- Los representantes legales de

 

los cultos, religiones y sextas religiosas debidamente

 

inscriptos y autorizados para el ejercicio en Cuba

 

de su fe, formularán las solicitudes de entrada de los

 

extranjeros o personas sin ciudadanía que deseen

 

sean admitidos en el territorio nacional con el carácter

 

de religioso o representantes de dichos cultos, religiones

 

o sectas.

 

ARTÍCULO 112.- La agencia u organismo de prensa

 

o radiodifusión que desee acreditar un periodista

 

extranjero o sin ciudadanía permanentemente en Cuba,

 

o el periodista extranjero que desee realizar un trabajo

 

profesional por su cuenta en Cuba, deberá dirigir la

 

solicitud al Centro de Prensa Internacional del Ministerio

 

de Relaciones Exteriores.

 

La citada Dirección, cuando proceda, solicitará la

 

admisión en Cuba de las personas señaladas en el

 

párrafo anterior.

 

ARTÍCULO 113.- El funcionario designado por el

 

Ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera

 

solicitará la admisión, en los casos que proceda,

 

directamente a la Dirección de Inmigración y Extranjería,

 

de los extranjeros y personas sin ciudadanía que

 

deseen entrar a Cuba como representantes comerciales

 

o agentes de negocios.

 

ARTÍCULO 114.- Los residentes en Cuba interesados

 

en la entrada como transeúntes o Residentes Permanentes

 

de familiares o amigos extranjeros o sin

 

ciudadanía, formularán su solicitud ante la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería, en la provincia de La

 

Habana y el Municipio Especial de Isla de la Juventud;

 

o ante el órgano provincial de Inmigración y Extranjería

 

correspondiente, en las restantes, con no menos de

 

tres meses de antelación a la fecha prevista del viaje; y

 

acompañarán declaración jurada ante Notario Público

 

responsabilizándose por su eventual alojamiento y manutención

 

mientras dure su visita, o hasta que comiencen a

 

desempeñar labores remuneradas o a percibir ingresos

 

propios, si entrasen para residir permanentemente.

 

16 de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1385

 

ARTÍCULO 115.- Los extranjeros y personas sin

 

ciudadanía mayores de edad, para solicitar su admisión

 

como Residentes Permanentes al territorio nacional,

 

deberán concurrir a la representación diplomática o

 

consular u oficina cubana en el exterior expresamente

 

autorizada al efecto, que se encuentre más próxima al

 

lugar de su domicilio habitual, y llenar una solicitud en

 

que consten sus generales, a la que acompañarán una

 

certificación de nacimiento, una certificación de residencia

 

habitual, exámenes radiográficos y serológicos,

 

y prueba de su capacidad técnica o práctica, solvencia

 

económica, relaciones o vinculaciones familiares o laborales

 

en Cuba y la explicación de los motivos de la

 

solicitud.

 

ARTÍCULO 116.- Los funcionarios autorizados ante

 

quien se presente la solicitud a que se refiere el artículo

 

anterior, deberán certificar que los documentos

 

acompañados son expedidos conforme a las leyes del

 

país de que se trate y que los exámenes y análisis han

 

sido realizados por personas competentes para ello.

 

ARTÍCULO 117.- Recibida que sea la solicitud de

 

entrada de un extranjero o persona sin ciudadanía como

 

Transeúnte o Residente Permanente, la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería radicará expediente y

 

procederá a citar, a través del órgano provincial de

 

Inmigración y Extranjería, en su caso, a un miembro

 

mayor de 18 años de edad del núcleo familiar que el

 

solicitante pretende visitar, o con quien pretende residir.

 

La incomparecencia de esta persona podrá motivar

 

que se archive el expediente, sin otro trámite que la

 

comunicación al interesado a través de la correspondiente

 

oficina cubana en el extranjero.

 

ARTÍCULO 118.- Al comparecer ante el funcionario

 

de Inmigración la persona citada según el Artículo

 

anterior, se le preguntará si desea formular invitación a

 

favor del solicitante, y en caso afirmativo deberá suscribir

 

la solicitud correspondiente, responsabilizándose

 

por los eventuales alojamiento y manutención de aquel

 

mientras dure su visita o hasta que comience a desempeñar

 

labores remuneradas o a percibir ingresos propios,

 

si entrase a residir permanentemente en Cuba.

 

Si el compareciente no estuviese de acuerdo con la

 

solicitud, lo hará constar por escrito que se incorporará

 

al expediente, que en este caso podrá ser denegado sin

 

otro trámite que la comunicación al interesado.

 

ARTÍCULO 119.- (Modificado) Los funcionarios

 

designados por el Ministro de Turismo formularán la

 

solicitud de admisión de extranjeros o personas sin

 

ciudadanía que sean propietarios o arrendatarios de

 

vivienda en complejos inmobiliarios, así como a sus

 

familiares extranjeros que lo requieran para su estancia

 

en Cuba.

 

El Ministerio de Turismo comunicará a la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería, a los efectos procedentes,

 

el cese de las causas que motivaron el otorgamiento

 

a un extranjero o persona sin ciudadanía, de la

 

visa de Residente de Inmobiliaria y que determinó su

 

admisión en Cuba bajo esa clasificación.

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, modificó

 

este artículo, el que quedó redactado en la forma

 

que se consigna).

 

ARTÍCULO 120.- La Dirección de Inmigración y

 

Extranjería comunicará al Ministerio de Relaciones

 

Exteriores la respuesta a las solicitudes de Visas de

 

Visitantes, Residente Temporal y Residente a los efectos

 

de que se tramite y expida la correspondiente visa,

 

o se comunique su denegación al interesado, a través

 

de la oficina en que formuló su solicitud.

 

ARTÍCULO 121.- Por solicitud de un miembro del

 

Consejo de Ministros, la Dirección de Inmigración y

 

Extranjería podrá otorgar autorización especial a favor

 

de un extranjero para que en cualquier momento durante

 

un período hasta de un año le sea extendida, cada

 

vez que la solicite, visa múltiple de Residente Temporal

 

en determinada representación diplomática o consular

 

u otra oficina cubana autorizada en el exterior,

 

con la simple presentación de su Pasaporte.

 

ARTÍCULO 122.- El Ministro de Relaciones Exteriores

 

y el Ministro del Interior quedan facultados para

 

designar los funcionarios que resolverán las solicitudes

 

de visa cuya tramitación se encomienda por el presente

 

Reglamento a sus respectivos Ministerios, así como

 

regular la forma, confección, expedición y entrega de

 

dichas visas y para dictar las instrucciones complementarias

 

que resulten necesarias para el mejor cumplimiento

 

de lo establecido en este Capítulo.

 

CAPÍTULO III

 

DE LAS SALIDAS

 

DEL TERRITORIO NACIONAL

 

SECCIÓN I

 

Generalidades

 

ARTÍCULO 123.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 124.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 125.- (Derogado)

 

SECCIÓN II

 

De la salida del país por asuntos oficiales

 

ARTÍCULO 126.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 127.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 128.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 129.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 130.- (Derogado)

 

SECCIÓN III

 

De la salida del país por asuntos particulares

 

ARTÍCULO 131.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 132.- (Derogado)

 

1386 GACETA OFICIAL 16 de octubre de 2012

 

ARTÍCULO 133.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 134.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 135.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 136.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 137.- (Derogado)

 

SECCIÓN IV

 

Disposiciones Comunes

 

ARTÍCULO 138.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 139.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 140.- (Derogado)

 

ARTÍCULO 141.- (Derogado)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, derogó

 

los artículos del 123 al 141).

 

CAPÍTULO IV

 

DE LOS DESPACHOS MIGRATORIOS

 

ARTÍCULO 142.- La Dirección de Inmigración y

 

Extranjería dictará las medidas necesarias y aplicará

 

las formalidades que requiera el despacho de las naves

 

marítimas y aéreas, de manera que se cumplan las

 

disposiciones y requisitos sobre migración establecidos

 

en la Ley de Migración y en el presente Reglamento.

 

No se considerarán desembarcados los pasajeros

 

mientras no hayan sido legalmente despachados por

 

los funcionarios competentes de la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería.

 

Cuando una nave marítima o aérea entre o salga del

 

territorio nacional, sin haber cumplido los requisitos o

 

trámites de despacho e inspección a cargo de los funcionarios

 

de Inmigración incurrirá en infracción que

 

podrá ser sancionada por el Ministerio del Interior

 

con multa administrativa hasta de cinco mil pesos

 

($5.000).

 

ARTÍCULO 143.- Las empresas transportadoras

 

proveerán a todos los pasajeros que arriben al territorio

 

nacional excepto los residentes que regresen al mismo,

 

de una tarjeta que se denominará de Embarque-

 

Desembarque. Dicha tarjeta se expedirá por duplicado

 

y el original quedará en poder del Inspector de Inmigración

 

y Extranjería que despache la entrada, quien

 

indicará al pasajero que conserve el duplicado. Este

 

duplicado será recogido por el Inspector de Inmigración

 

que despache la salida del pasajero de que se

 

trate.

 

Las Tarjetas de Embarque-Desembarque se expedirán

 

de acuerdo con el Manifiesto de Pasajeros de los

 

buques y aeronaves y conforme a las instrucciones que

 

referente a su contenido disponga la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería.

 

Las faltas de concordancia o de requisitos en la

 

expedición de las tarjetas de Embarque-Desembarque

 

que dificulten y entorpezcan el despacho de pasajeros,

 

motivarán que éstos no sean despachados hasta que

 

sean subsanadas dichas faltas.

 

A todo residente que salga del territorio nacional se

 

le proveerá asimismo de una tarjeta de Embarque-

 

Desembarque, de la que entregará el original debidamente

 

llenado al Inspector, conservando el duplicado

 

para entregarlo en el momento del despacho de entrada

 

a su regreso.

 

ARTÍCULO 144.- Ninguna nave marítima o aérea

 

que haya traído Pasajeros de Tránsito, podrá zarpar o

 

despegar del puerto o aeropuerto de arribada si no

 

lleva a bordo todos los pasajeros de esa clase que haya

 

traído al territorio nacional, salvo cuando sea expresamente

 

autorizado por la Dirección de Inmigración y

 

Extranjería.

 

Las empresas transportadoras que trasladen a Cuba

 

Pasajeros en Transbordo, serán responsables de que

 

éstos continúen viaje en la nave que corresponda.

 

Toda empresa transportadora, que haya desembarcado

 

en territorio nacional Pasajeros en Tránsito o de

 

Transbordo, que no continúen viaje en la forma establecida

 

en este Artículo, será responsable de los gastos

 

de alojamiento, manutención, vigilancia, cuidado y

 

reembarque de dichos pasajeros; no obstante lo cual, si

 

los referidos pasajeros permanecieran en el país por un

 

término mayor de setenta y dos horas, salvo el caso de

 

fuerza mayor, el Ministerio del Interior podrá imponer

 

a las citadas empresas una multa hasta de cien pesos

 

($100.00), por cada infracción.

 

ARTÍCULO 145.- Si al momento de salir una nave

 

marítima o aérea, por cualquier causa quedare en tierra

 

algún extranjero o persona sin ciudadanía tripulante

 

del mismo, el Capitán, dueño, agente o consignatario

 

deberá, antes de partir la nave, dar cuenta a la Dirección

 

de Inmigración y Extranjería aportándole todos

 

los antecedentes que tengan en su poder para la identificación,

 

búsqueda y captura del tripulante; los gastos

 

de búsqueda, internamiento, manutención y reembarque,

 

serán por cuenta de la empresa transportadora a

 

que pertenezca la nave en que esté enrolado.

 

Cada infracción de lo dispuesto en este Artículo,

 

podrá originar que por el Ministerio del Interior, sin

 

perjuicio del pago de los gastos señalados en el párrafo

 

anterior, se le imponga a la citada empresa una multa

 

hasta de cien pesos ($100.00) por introducción en el

 

territorio nacional de extranjeros o personas sin ciudadanía

 

que no han cumplido los requisitos migratorios

 

establecidos.

 

ARTÍCULO 146.- El Ministerio del Interior impondrá

 

multa administrativa hasta de mil pesos (1.000.00)

 

a la empresa transportadora o a su representante legal

 

como responsable solidario, si en ocasión de retener

 

bajo su responsabilidad a bordo de la nave a un poli16

 

de octubre de 2012 GACETA OFICIAL 1387

 

zón, éste lograra fugarse y penetrar en el territorio

 

nacional, salvo que se demuestre que la fuga se produjo

 

a pesar de haberse tomado todas las medidas de

 

seguridad para mantenerlo a bordo.

 

ARTÍCULO 147.- El Ministerio del Interior impondrá

 

multa administrativa hasta de cien pesos ($100.00)

 

a quienes se demostrare que, estando obligados a cumplirla,

 

infrinjan cualesquiera otras de las disposiciones

 

de la Ley de Migración o del presente Reglamento.

 

ARTÍCULO 148.- El Jefe de la Dirección de Inmigración

 

y Extranjería o los funcionarios en quien éste

 

delegue impondrá las multas a que se refieren la Ley

 

de Migración y el presente Reglamento mediante resolución

 

dictada en el expediente que se incoará en

 

cada caso que conozca, y en el que se oirá a la parte

 

afectada.

 

Las multas se harán efectivas mediante el ingreso de

 

su importe en una agencia del Banco Nacional de Cuba

 

en la forma que este organismo regule.

 

ARTÍCULO 149.- Sin perjuicio de lo dispuesto en

 

este Reglamento, las empresas transportadoras tendrán

 

en todo caso la obligación de transportar al país de

 

origen o procedencia, a aquellos extranjeros o personas

 

sin ciudadanía que hubiesen traído al territorio

 

nacional, cuando la Dirección de Inmigración y Extranjería

 

por cualquier causa, disponga su reembarque dentro

 

del primer año de su arribo.

 

CAPÍTULO V

 

DISPOSICIONES COMUNES

 

ARTÍCULO 150.- (Derogado)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, derogó

 

este artículo).

 

ARTÍCULO 151.- (Derogado)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, derogó

 

este artículo).

 

ARTÍCULO 152.- La Dirección de Inmigración y

 

Extranjería mantendrá el registro actualizado de las

 

firmas de los funcionarios del Ministerio de Relaciones

 

Exteriores autorizados para diligenciar y expedir

 

visas, permisos de entradas y prórrogas de permisos;

 

así como de las de los funcionarios de órganos y organismos

 

estatales y de organizaciones políticas, sociales

 

y de masa autorizadas para la presentación de solicitudes

 

o para recoger documentos de viaje expedidos por

 

interés de aquellos.

 

El registro de firmas dispuesto en el párrafo anterior

 

se efectuará por solicitud escrita de los jefes nacionales

 

o provinciales de los órganos y organismos estatales

 

y organizaciones políticas, sociales y de masa.

 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

PRIMERA: (Derogada)

 

SEGUNDA: (Derogada)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012,

 

derogó las disposiciones transitorias Primera y Segunda).

 

DISPOSICIONES FINALES

 

PRIMERA: (Derogada)

 

(El Decreto No. 305 de 11 de octubre de 2012, derogó

 

esta Disposición).

 

SEGUNDA: El presente Reglamento entrará en vigor

 

a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la

 

República.

 

Dado en el Palacio de la Revolución, en la Ciudad

 

de La Habana, a los 19 días del mes de julio de 1978.

 

Fidel Castro Ruz

 

Presidente del Consejo de Ministros

 

Sergio del Valle Jiménez

 

Ministro del Interior

 

Osmany Cienfuegos Gorriarán

 

Secretario del Consejo de Ministros

 

y de su Comité Ejecutivo

 


José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- El pasado 1 de octubre –en un solo día- la policía detenía en Nueva York a cerca de 700 activistas del movimiento contra el poder de la banca y Wall Street (1). En titulares y notas de agencias y otros medios sobre el incidente, apenas se incluían juicios de valor sobre la actuación policial, o análisis críticos sobre el régimen político y social de EEUU (2).

Unos días más tarde, estos mismos medios reproducían, sin contraste alguno, la denuncia del famoso “disidente” cubano Elizardo Sánchez Santa Cruz, presidente de la denominada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), sobre un supuesto “record de detenciones” en Cuba durante el mes de septiembre (3). Decenas de medios de todo el mundo aseguraban que la policía cubana había llevado a cabo más de 500 arrestos de corta duración, la mayor cifra de los últimos 30 años.

Tanto titulares como texto de las noticias eran, en su inmensa mayoría, valorativos, condenatorios del gobierno y régimen político vigente en la Isla, y otorgaban credibilidad absoluta a la citada fuente única.

Pero algunos datos -que estos mismos medios conocen, pero han decidido censurar- inducen a serias dudas sobre la citada cifra de detenciones. A comienzos de septiembre, la Televisión cubana demostraba que en la última lista de supuestos “presos políticos” que periódicamente entrega a la prensa extranjera el citado Elizardo Sánchez, había una serie de nombres inventados, como los de varias integrantes del equipo de voleibol de Perú, el de un futbolista boliviano, e incluso el de un pintor español del siglo XVIII (4).

Un cable de la oficina diplomática de EEUU en La Habana, revelado por Wikileaks pero también censurado en los grandes medios, demuestra que Elizardo Sánchez y su Comisión Cubana de Derechos Humanos son receptores de fondos del Gobierno de EEUU, algo que desmonta cualquier intento de presentarse como una “fuente civil independiente” (5).

De hecho, uno de los excolaboradores de Sánchez, el también “disidente” Richard Roselló, le acusa de robar el dinero que el Gobierno de EEUU y otras potencias destinan a la “disidencia”, y de “estar más interesado en mantener una lista bien abultada (de “presos políticos”) que en (…) los problemas reales de la oposición” (6).

La propia agencia estadounidense de noticias Associated Press (AP), en un reportaje reciente, ponía en duda los citados datos de detenciones, ya que –decía- “no fue posible confirmar esas cifras de manera independiente y el Gobierno (cubano) no hizo comentarios” (7). Dos periodistas enviados a la Isla por dicha agencia hacían un retrato descarnado de la situación de la llamada “disidencia”. Afirmaban que ésta trata de “lograr el apoyo de una sociedad que nunca ha parecido particularmente receptiva”; que “no ha podido emular las sublevaciones que ocurrieron en el mundo árabe o siquiera las protestas exigiendo mayor justicia social que sucedieron en Gran Bretaña, Grecia y España”. Y llega a una conclusión certera: “En Cuba es común encontrar gente descontenta con la realidad del país, pero pocos consideran a los disidentes como una alternativa real”. Y recordaba cómo lo reconocía hasta el propio Jefe de la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana, Jonathan Farrar, en un informe interno revelado por Wilkileaks: “Pese a sus afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, nosotros vemos –decía el diplomático- muy pocas evidencias de ese apoyo” (8).

La agencia AP también hacía incapié en que, en la actualidad, Amnistía Internacional no reconoce “prisioneros de conciencia” en Cuba, ya que quienes son defendidos como tales por Elizardo Sánchez o las Damas de Blanco están “tras las rejas por delitos a veces violentos (…), como sabotaje y secuestro de naves”. Pero los grandes diarios que llevaban a titular la supuesta “ola record” de detenciones, hablaban –sin mención alguna de este carácter violento de sus acciones- de “unos 80 condenados o procesados por motivos políticos”.

Mientras, en EEUU se detenía -en un solo día- a 700 activistas políticos, y en lugares como Grecia (9) o Chile (10), la policía empleaba gases lagrimógenos, porras, pelotas de goma y otros instrumentos de represión contra trabajadores y estudiantes. Una imagen –tan habitual en el mundo- que la gran prensa internacional anhela poder captar en Cuba, y que –a pesar de las decenas de millones de dólares que recibe la llamada “disidencia” cubana para sus constantes provocaciones- nadie ha podido ver en la Isla en los últimos 53 años.


Presentación de un libro de Yoanis Sanchez en el Club Español de Montreal.

PorCubaTodo
27-10-2010

Hoy a las 5.00 PM en el Club Español de Montreal  ubicado en 4388 Boulevard Saint Laurent se hizo la presentación por parte de Daniele Cardin y Víctor Mazo  de un libro de Yoanis Sánchez, según se anunció.
En estos días se han recrudecido las campañas anticubana, tales como la publicación de cinco paginas en “La Presse” el pasado sábado y distribuido durante la Feria de Turismo de Montreal.(http://www.cyberpresse.ca/international/correspondants/201010/23/01-4335502-cuba-le-web-attaque.php) Todo el que conoce de esto se pregunta ¿cuanto costó y quien pagó esa propaganda anticubana?.
Recordemos que el día 27 de septiembre se celebró el segundo encuentro de blogueros latinoamericanos en Montreal en la Universidad, que devino otra actividad anti cubana con la participación vía Internet de la llamada plataforma “Voces Cubanas” y la “Bloguera Yoanis Sanchez, ahora esta presentación  de un libro que por supuesto debe tener editora que lo respalda y un presupuesto que incluye, traducción, impresión, tirada o comercialización, entre otras cosas.  

Sería bueno recordar lo que consta  en documentos del Departamento de Estado de abril 6 de 1960 desclasificados en 1991 que dice: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro… el único modo previsible de restarle apoyo interno es a través del desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales… hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba… una línea de acción que, aun siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en privar a Cuba de dinero y suministros, para reducirles sus recursos financieros y los salarios reales, provocar el hambre, la desesperación y el derrocamiento del Gobierno”. (extraído de articulo de Manuel E. Yepe )

Llamamos la atención sobre el contraste, privar a la mayoría que apoya a Castro de dinero, suministros, reducirles sus recursos financieros y salarios reales, provocar hambre, desesperación etc, en lo que se le inyecta dolares a la minoría para fomentar la llamada disidencia interna, a una de cuyas hijas se le lanza un libro hoy en el Club Español de Montreal.

A esto le sumamos el reconocimiento del vocero de la USAID que dijo “El gobierno de Estados Unidos sigue distribuyendo a través de contratistas más de 15 millones de dólares atribuidos en 2009 a la subversión en Cuba por esta dependencia del Departamento de Estado”, y que “este dinero pretende desarrollar “proyectos” concebidos en Washington”. (Solo a modo de recordatorio). 

Hay que tener en cuenta además el lugar donde se hace este lanzamiento del libro, ” El Club Español de Montreal, ¿ de donde viene la conexión? ¿Porqué precisamente el Club español? Llamemosle coincidencia al hecho, pero es demasiada puesto que ha sido precisamente España quien ha liderado el papel de la UE, en la guerra mediática que contra Cuba se lanza, y ha encabezado la defensa de quienes aún sabiendo que reciben dinero de una potencia extranjera para intentar desestabilizar el país, llama presos de conciencia, aún cuando sus propias leyes castigan este delito con penas mucho más rigurosas, y los recibe tras su excarcelación ( ganando a cambio el desagradecimiento de estos valga la pena decir)

El evento se realiza además en un momento importante, cuando una vez mas el imperialismo yanqui por décima novena vez fuera al Banquillo de los Acusados en la ONU y 187 país condenaran el Bloqueo a Cuba (el 97% de los miembros de la organización).
Debe dolerles que a pesar de sus campañas en el 2009 más de 900,00 canadienses viajaran a Cuba y que este año junto a los Residente esa cifra sobrepase el millón. El más de un millón de operados gratuitamente de cataratas. La ayuda medica en Haití y todo el mundo. Los estudiantes becados. El programa “Yo si puedo” que eliminó el analfabetismo en Venezuela,  Bolivia, Nicaragua y que avanza en otros país.
En fin les debe doler el ejemplo de Cuba.

Son realidades inobjetables, ¿se habrán dicho o presentado esta tarde?


Por Cuba Todo

Me levanto cada mañana, y busco antes de hacer nada alguna noticia que me indique que hay esperanzas, que los gobiernos capitalistas esta juntando fuerzas para detener la catastrofe ecológica que han provocado en su busqueda insaceable de más y más desarrollo descontrolado, y más guerras genocidas, y más muertes de personas inocentes, y más lenguaje amenazantes, y más chantajes gubernamentales, y más terrorismo de estado, y más injusticias sociales universales,


Por Cuba Todo

FIDEL: El último encuentro con Lula

lapolillacubana
Marzo 2, 2010 at 2:25 am
Etiquetas: Fidel Castr, Ignacio Lula Da Silva, Reflexiones
Categorías: FIDEL
URL: http://wp.me/pbsQl-18m

Reflexiones del Compañero FIDEL: El último encuentro con Lula

Lo conocí en Managua en julio de 1980, hace 30 años, durante la conmemoración del primer aniversario de la Revolución Sandinista, gracias a mis contactos con los partidarios de la Teología de la Liberación, que se iniciaron en Chile cuando en el año 1972 visité al presidente Allende.

Por Frei Betto sabía quién era Lula, un líder obrero en el que los cristianos de izquierda ponían desde temprano sus esperanzas.

Se trataba de un humilde obrero de la industria metalúrgica que se destacaba por su inteligencia y prestigio entre los sindicatos, en la gran nación que emergía de las tinieblas de la dictadura militar impuesta por el imperio yanki, en la década del 60.

Las relaciones de Brasil con Cuba habían sido excelentes hasta que el poder dominante en el hemisferio, las hizo sucumbir. Pasaron décadas desde entonces hasta que volviesen lentamente a ser lo que son hoy.

Cada país vivió su historia. Nuestra patria soportó inusitadas presiones en las etapas increíbles vividas desde 1959, en su lucha frente a las agresiones del más poderoso imperio que ha existido en la historia.

Por ello, tiene para nosotros una enorme trascendencia la reunión que se acaba de efectuar en Cancún y la decisión de crear una Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe. Ningún otro hecho institucional de nuestro hemisferio durante el último siglo refleja similar trascendencia.

El acuerdo se alcanza en medio de la más grave crisis económica que ha tenido lugar en el mundo globalizado, coincidiendo con el mayor peligro de catástrofe ecológica de nuestra especie y a la vez con el terremoto que destruyó a Puerto Príncipe, capital de Haití, el más doloroso desastre humano de la historia de nuestro hemisferio, en el país más pobre del continente y el primero donde se erradicó la esclavitud.

Cuando escribía esta Reflexión, a sólo seis semanas de la muerte de más de doscientas mil personas de acuerdo a cifras oficiales en aquel país, llegaron noticias dramáticas de los daños causados por otro sismo en Chile, que ocasionó la muerte de personas cuyo número se acerca ya a mil, según cifras de las autoridades, y enormes daños materiales. Conmovían especialmente las imágenes de los sufrimientos de millones de chilenos afectados material o emocionalmente por aquel golpe cruel de la naturaleza. Chile, afortunadamente, es un país con más experiencia frente a ese tipo de fenómeno, mucho más desarrollado económicamente y con más recursos. De no haber contado con infraestructuras y edificaciones más sólidas, un incalculable número de personas, tal vez decenas o incluso cientos de miles de chilenos, habrían perecido. Se habla de dos millones de damnificados y posibles pérdidas que oscilan entre 15 y 30 mil millones de dólares. En su tragedia cuenta también con la solidaridad y las simpatías de los pueblos, entre ellos el nuestro, aunque dado el tipo de cooperación que necesita es poco lo que puede hacer Cuba, cuyo gobierno fue uno de los primeros en expresar al de Chile sus sentimientos de solidaridad, cuando las comunicaciones estaban aún colapsadas.

El país que hoy pone a prueba la capacidad del mundo para enfrentar el cambio climático y garantizar la supervivencia de la especie humana es sin duda Haití, por constituir un símbolo de la pobreza que hoy padecen miles de millones de personas en el mundo, incluida una parte importante de los pueblos de nuestro continente.

Lo ocurrido en Chile con el terremoto de la increíble intensidad de 8,8 en la escala de Richter, aunque afortunadamente a más profundidad que el que destruyó Puerto Príncipe, me obliga a enfatizar la importancia y el deber de estimular los pasos de unidad logrados en Cancún, aunque no me hago ilusiones sobre lo difícil y compleja que será nuestra lucha de ideas frente al esfuerzo del imperio y sus aliados dentro y fuera de nuestros países por frustrar la tarea unitaria e independentista de nuestros pueblos.

Deseo dejar constancia escrita de la importancia y el simbolismo que para mí tuvo la visita y el último encuentro con Lula, desde el punto de vista personal y revolucionario. Él dijo que, próximo ya a finalizar su mandato, deseaba visitar a su amigo Fidel; calificativo honroso que recibí de su parte. Creo conocerlo bien. No pocas veces conversamos fraternalmente dentro y fuera de Cuba.

Una vez tuve el honor de visitarlo en su casa, situada en un modesto barrio de Sao Paulo, donde residía con su familia. Fue para mí un emotivo encuentro con él, su esposa y sus hijos. No olvidaré nunca la atmósfera familiar y sana de aquel hogar, y el sincero afecto con que lo abordaban sus vecinos, cuando Lula era ya un prestigioso líder obrero y político. Nadie sabía entonces si llegaría o no a la Presidencia de Brasil, pues los intereses y fuerzas que se le oponían eran muy grandes, pero me agradaba hablar con él. A Lula tampoco le importaba mucho el cargo; le satisfacía, sobre todo, el placer de luchar y lo hacía con intachable modestia; que demostró sobradamente cuando, habiendo sido vencido dos veces por sus poderosos adversarios, sólo accedió a permitir la postulación del Partido de los Trabajadores una tercera ocasión por fuerte presión de sus más sinceros amigos.

No intentaré hacer recuento de las veces que hablamos antes de que lo eligieran Presidente; una de ellas, entre las primeras, fue a mediados de la década de los 80 cuando luchábamos en La Habana contra la deuda externa de América Latina, que entonces ascendía a 300 mil millones de dólares y había sido más de una vez pagada. Es un luchador nato.

Dos veces, como dije, sus adversarios, apoyados en enormes recursos económicos y mediáticos, lo derrotaron en las urnas. Sus más cercanos colaboradores y amigos sabíamos sin embargo que había llegado la hora de que aquel humilde obrero fuese el candidato del Partido de los Trabajadores y de las fuerzas de izquierda.

Con seguridad sus oponentes lo subestimaron, pensaron que no podría contar con mayoría alguna en el órgano legislativo. No existía ya la URSS. ¿Qué podía significar Lula al frente de Brasil, una nación de grandes riquezas, pero de escaso desarrollo en manos de una burguesía rica e influyente?

Sin embargo, el neoliberalismo entraba en crisis, la Revolución Bolivariana había triunfado en Venezuela, Menem estaba en caída vertical, Pinochet había desaparecido de la escena y Cuba resistía. Pero Lula es electo cuando Bush triunfa fraudulentamente en Estados Unidos, despojando a su rival Al Gore de la victoria.

Se iniciaba una etapa difícil. Impulsar la carrera armamentista y con ella el papel del Complejo Militar Industrial, y reducir los impuestos a los sectores ricos, fueron los primeros pasos del nuevo Presidente de Estados Unidos.

Con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, reinició las guerras de conquista e institucionalizó el asesinato y las torturas como instrumento de dominio imperialista. Son impublicables los hechos relacionados con las cárceles secretas, que delataban la complicidad de los aliados de Estados Unidos con esa política. De este modo, se aceleró la peor crisis económica de las que en forma cíclica y creciente acompañan al capitalismo desarrollado, pero esta vez con los privilegios de Bretton Woods y sin ninguno de sus compromisos.

Brasil, por su parte, en los últimos ocho años bajo la dirección de Lula, vencía obstáculos, incrementaba su desarrollo tecnológico, y potenciaba el peso de la economía brasileña. La parte más difícil fue su primer período, pero tuvo éxito y ganó experiencia. Con su incansable batallar, serenidad, sangre fría y creciente consagración a la tarea, en condiciones internacionales tan difíciles, Brasil alcanzó un PIB que se aproxima a los dos millones de millones de dólares. Los datos varían según las fuentes, pero todas lo sitúan entre las 10 mayores economías del mundo. A pesar de eso, con una superficie de 8 millones 524 mil kilómetros cuadrados, frente a Estados Unidos, que apenas posee algo más de territorio, Brasil sólo alcanza aproximadamente el 12% del Producto Interno Bruto de ese país imperialista que saquea al mundo y despliega sus fuerzas armadas en más de mil bases militares de todo el planeta.

Tuve el privilegio de asistir a su toma de posesión a fines del 2002. También estuvo Hugo Chávez, que acababa de enfrentar el golpe de Estado traidor del 11 de abril de ese año, y posteriormente el golpe petrolero organizado por Washington. Ya Bush era Presidente. Las relaciones entre Brasil, la República Bolivariana y Cuba siempre fueron buenas y de mutuo respeto.

Yo tuve un accidente serio en octubre del 2004, que limitó seriamente mis actividades durante meses, y enfermé gravemente a fines de julio del 2006, en virtud de lo cual no vacilé en delegar mis funciones al frente del Partido y del Estado en la proclama del 31 de julio de ese año, con carácter provisional, al que pronto le asigné carácter definitivo cuando comprendí que no estaría en condiciones de asumirlas nuevamente.

En cuanto la gravedad de mi salud me permitió estudiar y meditar, me consagré a eso y a revisar materiales de nuestra Revolución, y de vez en cuando a publicar algunas Reflexiones.

Después que enfermé he tenido el privilegio de ser visitado por Lula cuantas veces ha viajado a nuestra Patria y de conversar ampliamente con él. No diré que siempre coincidí con toda su política. Soy, por principio, opuesto a la producción de biocombustible a partir de productos que puedan ser utilizados como alimentos, consciente de que el hambre es y podrá ser cada vez más una gran tragedia para la humanidad.

Este sin embargo ­­-lo expreso con toda franqueza­- no es un problema creado por Brasil y mucho menos por Lula. Forma parte inseparable de la economía mundial impuesta por el imperialismo y sus aliados ricos que, subsidiando sus producciones agrícolas, protegen sus mercados internos y compiten en el mercado mundial con las exportaciones alimentarias de los países del Tercer Mundo, obligados a importar en cambio los artículos industriales producidos con las materias primas y los recursos energéticos de ellos mismos que heredaron la pobreza de siglos de colonialismo. Comprendo perfectamente que Brasil no tenía otra alternativa, frente a la competencia desleal y los subsidios de Estados Unidos y Europa, que incrementar la producción de etanol.

La tasa de mortalidad infantil todavía en Brasil es de 23,3 por cada mil nacidos vivos y la materna de 110 por cada 100 mil partos, mientras en los países industrializados y ricos es menos de 5 y 15 respectivamente. Otros muchos datos similares podrían citarse.

El azúcar de remolacha, subsidiada por Europa, arrebató a nuestro país el mercado azucarero, derivado de la caña de azúcar, trabajo agrícola e industrial precario y eventual que mantenía en el desempleo gran parte del tiempo a los trabajadores azucareros. Estados Unidos por su parte, se apoderó también de nuestras mejores tierras y sus empresas eran dueñas de la industria. Un día, abruptamente, nos despojaron de la cuota azucarera y bloquearon a nuestro país para aplastar la Revolución y la independencia de Cuba.

Hoy Brasil ha desarrollado el cultivo de la caña de azúcar, la soya y el maíz con máquinas de alto rendimiento que pueden emplearse en esos cultivos con altísima productividad. Cuando un día observé la filmación de una extensión de 40 mil hectáreas de tierra en Ciego de Ávila dedicada al cultivo de soya en rotación con maíz donde se tratará de laborar durante todo el año, exclamé: es el ideal de una empresa agrícola socialista, altamente mecanizada con elevada productividad por hombre y por hectárea.

Los problemas de la agricultura y sus instalaciones en el Caribe son los huracanes que, en número creciente, arrasan su territorio.

También nuestro país ha elaborado y firmado con Brasil la financiación y construcción de un modernísimo puerto en el Mariel, que será de enorme importancia para nuestra economía.

En Venezuela están utilizando la tecnología agrícola e industrial brasileña para producir azúcar y utilizar el bagazo como fuente de energía termoeléctrica. Son equipos de avanzada que laboran en una empresa también socialista. En la República Bolivariana utilizan el etanol para mejorar el efecto ambientalmente nocivo de la gasolina.

El capitalismo desarrolló las sociedades de consumo y también el derroche de combustible que engendró el riesgo de un dramático cambio climático. La naturaleza tardó 400 millones de años en crear lo que nuestra especie está consumiendo en apenas dos siglos. La ciencia no ha resuelto todavía el problema de la energía que sustituirá a la que hoy genera el petróleo; nadie sabe cuánto tiempo requerirá y cuánto costaría resolverlo a tiempo. ¿Dispondrá de él? Eso fue lo que se discutió en Copenhague y la Cumbre resultó un fracaso total.

Lula me contó que cuando el etanol cuesta un 70% del valor de la gasolina, ya no es negocio producirlo. Expresó que disponiendo Brasil del mayor bosque del planeta, reducirá progresivamente la tala actual en un 80%.

Hoy posee la mayor tecnología del mundo para perforar en el mar, y puede extraer combustible situado a una profundidad de siete mil metros de agua y fondo marino. Hace 30 años habría parecido historia de ciencia ficción.

Explicó los programas educacionales de alto nivel que Brasil se propone llevar adelante. Valora altamente el papel de China en la esfera mundial. Declaró con orgullo que el intercambio comercial con ese país se eleva a 40 mil millones de dólares.

Una cosa es indiscutible: el obrero metalúrgico se ha convertido actualmente en un estadista destacado y prestigioso cuya voz se escucha con respeto en todas las reuniones internacionales.

Está orgulloso por haber recibido el honor de los Juegos Olímpicos para Brasil en el 2016 en virtud del excelente programa presentado en Dinamarca. Será sede también del Mundial de Fútbol en el 2014. Todo ha sido fruto de los proyectos presentados por Brasil, que superaron a los de sus competidores.

Una gran prueba de su desinterés fue la renuncia a buscar la reelección, y confía en que el Partido de los Trabajadores continuará gobernando a Brasil.

Algunos envidiosos de su prestigio y de su gloria, y peor aún, los que están al servicio del imperio, lo criticaron por visitar Cuba. Utilizaron para ello las viles calumnias que desde hace medio siglo se usan contra Cuba.

Lula conoce desde hace muchos años que en nuestro país jamás se torturó a nadie, jamás se ordenó el asesinato de un adversario, jamás se mintió al pueblo. Tiene la seguridad de que la verdad es compañera inseparable de sus amigos cubanos.

De Cuba partió rumbo a nuestro vecino Haití. A él le informamos nuestras ideas sobre lo que proponemos con relación a un programa sostenible, eficiente, especialmente importante y muy económico para Haití. Conoce que más de cien mil haitianos fueron atendidos por nuestros médicos y los graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina después del terremoto. Hablamos cosas serias, conozco sus ardientes deseos de ayudar a ese noble y sufrido pueblo.

Guardaré un imborrable recuerdo de mi último encuentro con el Presidente de Brasil y no vacilo en proclamarlo.

Fidel Castro Ruz

Marzo 1 de 2010

12 y 15 p.m.


Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!


La otra tragedia

PorCubaTodo